Translate

martes, 7 de octubre de 2014

Pruno - 2012

Hoy os presento una pequeña maravilla de la D.O. Ribera del Duero, el tinto Pruno de la añada 2012, conformado un 90% por Tinta Fina (Tempranillo) y el resto Cabernet Sauvignon. Elaborado por Bodegas Finca Villacreces, que pertenece al Grupo Artevino, sobre el cual ya hablamos en la entrada de hace unos días sobre el Flor de Vetus.

La Finca perteneció al Marqués de Pesquera, que la vendió a la influyente familia vallisoletana Cuadrado, estos la transmitieron en 2004 a los hermanos Antón, poseedores por entonces de las Bodegas Vetus en Toro e Izadi en Rioja. Después de un exhaustivo trabajo de recuperación de los viñedos y la bodega, esta se reinauguró en 2007. Como curiosidad, Piter Sissek utilizó parte de los viñedos y la bodega para elaborar su Flor de Pingus entre 1999 y 2003.

La Finca Villacreces tiene una extensión de 110 ha, de las cuales 64 son de viñedo, en la carretera N122, entre Peñafiel y Quintanilla de Onésimo, provincia de Valladolid. Es decir, en pleno centro neurálgico de los territorios de la D.O. Ribera de Duero. El viñedo, situado en un meandro del río Duero, a 700 m de altitud sobre el nivel del mar, se divide en 15 parcelas donde crecen las variedades Tinto Fino, Cabernet Sauvignon y Merlot. Los tipos de terreno en que se asientan los viñedos, debido a su pobreza, garantizan de por si unos rendimientos bajos de 4000 kg/ha, lo que redunda en la calidad de los vinos resultantes.


Fuente: www.villacreces.com

Los vinos de esta bodega se comercializan bajo tres marcas distintas: Pruno, Finca Villacreces y Nebro.

En particular, el Pruno 2012 ha sido puntuado con 94 puntos en el Wine Advocate de Robert Parker, que lo ha denominado "el mejor vino español de la historia por menos de 20 dólares". He visto sobre él otros piropos llamativos, como considerarlo un "baby" Vega Sicilia...


Fuente: www.bodeboca.com

Su nombre puede venir del término anglosajón prune (podar o poda), aunque podría también tener su origen también en la pruina, que es la especie de cera que recubre las uvas y que contiene levaduras y microorganismos promotores de la fermentación del mosto.

Luis Laso, director técnico de la bodega, explica en un vídeo que para el Pruno se utilizan uvas seleccionadas en mesa que combinan la parte más antigua de los viñedos con los más modernos. Con él, quieren transmitir toda la personalidad del terruño de los viñedos, lo que se llamaría un "vino de pago".

Me acabo de dar cuenta de que, hasta ahora, no he hablado de la D.O. Ribera de Duero en ninguna de las entradas anteriores. Voy a hacer un pequeño inciso para dar unas pinceladas sobre esta reconocidísima zona viti-vinícola de la geografía española.

La primera referencia vinícola de la zona data de hace unos 2000 años, y la primera los primeros registros históricos en la época de la Reconquista en el S.XI. En el S. XII, se sabe que los monjes de Cluny trajeron vides de la Borgoña. En el S.XIX, la Bodega Lecanda trajo vides y técnicas procedentes de Burdeos. Fue el origen de la afamada Vega Sicilia. Hablamos entonces de un área con una gran tradición que, sin embargo, ha sabido modernizarse gracias a la aparición de enológos de prestigio y emprendedores que han puesto a la Ribera del Duero en primera fila de esta industria a nivel mundial. La D.O. nace en 1980, con las primeras actas del Consejo Regulador, y se oficializa dos años depués cuando se le otorga la Denominación de Origen y se aprueba su primer reglamento.


Fuente: www.riberadelduero.es

Incluye parte de las provincias de Valladolid, Segovia, Soria y Burgos, con un área aproximada de viñedos de 21.000 ha y más de 8000 viticultores y 295 bodegas con más de 1200 marcas amparadas bajo este sello de calidad.

Las variedades permitidas son las tintas Tempranillo o Tinto Fino (mínimo 75% de la composición), Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec y Garnacha Tinta, y la blanca Albillo. Las dos últimas solo pueden tener una participación menor al 5% en coupages dentro de esta D.O.

Pasemos entonces al protagonista de esta entrada...

El Pruno de 2012 procede de una añada calificada como "Muy Buena" en la D.O. Ribera del Duero. Las uvas se recogieron manualmente y se depositaron en cajas de 15 kg máximo. Se realizó una doble selección en mesa de las uvas más aptas. Las fermentaciones alcohólica y maloláctica se realizaron en tanques de acro inoxidable con temperatura controlada y remontado, para seguir con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés de las tonelerías Darnajou y Taransaud, de tres años. Se realizó posteriormente un proceso de clarificación (utilización de elementos clarificantes para provocar la precipitación de partículas en suspensión que pueden quedar en el vino después de su fermentación como restos vegetales y levaduras muertas) y filtrado sin estabilización en frío antes de llenar las 225.000 botellas de 75 cl de esta añada.
Viene presentado en una botella bordelesa de color caramelo, con una etiqueta con aspecto similar a la del Flor de Vetus, del mismo Grupo bodeguero, en esta ocasión, en vez de un dibujo como en el mencionado, aparece el logo de la bodega semicortado en rojo en la esquina superior derecha, siendo el resto de la etiqueta para la marca, la añada, la bodega y la D.O.

La contraetiqueta contiene, como en el Vetus, un mapa de la Finca de donde proceden las uvas, sus variedades y el tiempo en barrica, así como los datos de la bodega., el volumen de la botella y el contenido de alcohol del 14% en volumen.

En resumen, una muy Buena presentación, que parece un sello distintivo de este Grupo bodeguero.

Al escanciarlo en la copa, el Pruno nos muestra una capa muy cubierta, de color picota oscuro brillante y sin defectos, con un ribete que va en degradación lenta hacia violeta. Pude observer al agitar la copa gran profusion de lágrimas cayendo lentamente por la superficie de cristal, en consonancia con lo que más tarde mostraría a nivel táctil en la boca.
Una vez en la copa, mostró una intensidad tirando a alta a copa parada, sin ningún tipo de defectos, con una inmediata respuesta al agitarla mostrando una clara dominante de frutos rojos, muy maduros, con elegantes y tenues notas del tostado de la madera, y al fondo algún componente balsámico y un delicioso fondo como de chocolate negro y licor dulce de cerezas. He visto en algunas notas de cata referencias a toques de vainillas o lácteos que yo no pude distinguir, pero que quizá estén relacionados con esas golosas notas de chocolate que antes mencionaba.

En boca, me resultó gratamente sorprendente, para mi lo más destacable, aparte de la buena armonía de las sensaciones táctiles en lengua y paladar, la suavidad pero notoria presencia de sus taninos, que supongo son del tipo que los expertos denominan "muy golosos", todo ello unido a una sensación de carnosidad muy destacable, pero manteniendo la frescura que sus notas balsámicas seguramente le aportan. El final es bastante prolongado con una permanencia agradable. En retronasal la fruta se hizo claramente presente y la mezcla de ese fondo licoroso y achocolatado se manifestó nuevamente, dejando un recuerdo muy agradable. Lo tomamos con un cordero en salsa que preparó mi suegro, con un resultado excelente, pero como estoy seguro de que este vino casaría de forma espectacular con otros alimentos (me lo imagino con un rico y jugoso solomillo de buey, por ejemplo).

En suma, el amigo Robert Parker y su gente no deben andar muy desencaminados en su juicio sobre este vino, aunque desde luego el título que le han dado podría paracecer, al menos, un poco aventurado y grandilocuente. Pero lo que si es cierto es que, por un poco menos de 10 € por botella, tenemos un excelente vino pare cenas especiales y con el que quedaremos muy bien si esta es con amigos o familiares. De hecho, he pedido 3 botellas para mi pequeña colección de vinos favoritos.

Por su diseño y su contenido, le voy a dar una nota bastante alta a este producto, un 8/10.





5 comentarios:

  1. la verdad es que es un vino relacion calidad precio de los mejores que he podido probar. Siempre compro vinos en el mismo establecimiento y me lo recomendaron alli. lamanzanadeoro.es

    ResponderEliminar
  2. Veo que tienes gustos similares al mío en lo que a vinos se refiere...;-)

    ResponderEliminar
  3. Un año más el Vino Pruno de Ribera del Duero de la Bodega Artevino repite éxito y a la añada de 2013 le otorgan otros 93 puntos.

    http://www.campoluzenoteca.com/producto/pruno-3087

    ResponderEliminar
  4. Un año más el Vino Pruno de Ribera del Duero de la Bodega Artevino repite éxito y a la añada de 2013 le otorgan otros 93 puntos.

    http://www.campoluzenoteca.com/producto/pruno-3087

    ResponderEliminar
  5. La añada de 2013 también está muy bien, aunque para mi la de 2012 está un poco por encima en cuanto a "redondez" del vino.

    ResponderEliminar