Translate

martes, 29 de diciembre de 2015

De Muller - Cabernet Sauvignon 2012

Hoy nos vamos a una D.O. inédita hasta ahora en el blog: la D. O. Tarragona, con este buen tinto elaborado por Bodegas De Muller en la localidad de Reus.

Se trata del vino del mismo nombre de la bodega, elaborado con la conocida variedad Cabernet Sauvignon, en su añada de 2.012.

La D.O. Tarragona se encuentra en la Provincia catalana del mismo nombre, rodeando, de alguna forma, a la D.O. Priorat (que a su vez está rodeada por la D.O. Somontano), y colinda por el norte con el Penedés y por el sur con la D.O. Terra Alta. Todas ellas convierten esta Provincia en una de las más importantes de España desde el punto de vista viti-vinícola.


Fuente: www.dotarragona.cat



La sede del Consejo Regulador se encuentra en la localidad de Valls, a unos 20 kms al norte de la capital de la Provincia.

La actividad de la vid se remonta en esta zona a la época del imperio griego aunque, como en tantas otras zonas de la península, fueron los romanos los que la impulsaron. Lo vinos de la zona se consideraron entre los de mayor calidad del Imperio. La actividad fue creciendo y desarrollándose de tal forma que los viñedos llegaron a ocupar el 54% de la superficie de la Provincia a finales del S. XIX. La epidemia de la filoxera se cobró en esta zona una de sus víctimas más afectadas, pero los viticultores de la zona supieron salir adelante, de tal forma que en 1.932 se dotó a los vinos de la zona de un Estatuto de Protección que desembocó varias décadas más tarde, en 1.974 en la D.O. que es hoy en día.

Dentro de la D.O. se pueden identificar dos zonas, ocupando un total de unas 7.200 ha: la del Campo de Tarragona y la de la Ribera del Ebro.

Las variedades de uva autorizadas por el Consejo Regulador son:

- Blancas: Macabeo, Parellada, Xarel-lo, Chardonnay, Moscatel de Alejandría, Garnacha Blanca, Sauvignon Blanc y Malvasía.

- Tintas: Ull de Lebre o Tempranillo, Merlot, Samsó o Cariñena, Cabernet Sauvignon, Garnacha, Sumoll, Syrah y Pinot Noir.

El Reglamento de la D.O. establece genéricamente una densidad de plantación de entre 2.000 y 4.000 cepas/ha, con una producción máxima de 120 quintales/ha en variedades blancas y 100 quintales/ha en las tintas, con un máximo de aprovechamiento de 70 l de mosto por cada 100 kg de vendimia.

Los tipos de vino autorizados son: blancos, rosados, tintos, mistela de Tarragona (vino de licor), vino de aguja, Moscatel de Tarragona (dulce encabezado), Garnacha de Tarragona (dulce encabezado), Vino Rancio de Tarragona (con proceso de crianza oxidativa y en barrica, y encabezado si es necesario), Vino Vimblanc de Tarragona (a partir uvas sobremaduradas), Vinos Espumosos de Calidad, Vermuts. Se establecen los parámetros de crianza para los vinos blancos y tintos de Crianza, Reserva y Gran Reserva.

Para todos los vinos se regulan características físicas como el grado de alcohol (mínimo y máximo) según el tipo de vino, su acidez y azúcares residuales.

La D.O. cuenta con más de 25 bodegas adscritas. Siendo una de ellas la que elabora nuestro vino de hoy en Reus, a menos de 15 km de la capital de Provincia, y a algo más de 100 km al suroeste de Barcelona.

De Muller se dio a conocer con sus vinos de Misa (siendo proveedores pontificios desde el papado de Pío XX hasta Juan XXIII), a los que se dedicó desde su fundación en 1.851 por el viticultor de origen alsaciano D. Augusto de Muller y Ruinart de Brimont inicialmente en Tarragona, expandiéndose hacia otros productos y ampliando sus viñedos propios hasta llegar a las 200 ha actuales, además de contar con dos bodegas: la de Mas de Valls hacia la que se trasladó la de Tarragona, y Mas de les Puses en la D.O. Priorat. Después de 4 generaciones de los De Muller, la bodega pasó a pertenecer a la familia Martorell en 1.995.


La Bodega produce los siguientes vinos:

- D.O. Tarragona: Gama Solimar (blanco, rosado y tinto), Gama Monovarietal (Muscat Seco, Chardonnay, Syrah, Merlot y Cabernet Sauvignon), Gama Reserva Porpores (Cabernet Sauvignon, Merlot y Tempranillo); los espumosos Mas de Valls, Reina Violant y Trilogía (Monovarietales de Muscat, Pinot Noir y Chardonnay)

- D.O.Q. Priorat: Legitim Crianza (Garnacha Tinta, Merlot, Syrah y Cariñena), Les Pusses Crianza (Merlot y Syrah) y Lo Cabaló (Garnacha Tinta, Merlot, Syrah y Cariñena).

- Vinos de Misa (Dulce de Licor, Blanco Seco y Dulce Moscatel), Vinos de Licor (Moscatel Oro, Moscatel Añejo y Ruby -Garnacha Blanca y Tinta-), Soleras (varios soleras secos y dulces) y Vermut (Iris Blanco, Dorado y Rojo, así como el Reserva).

Nuestro vino de hoy pertenece a la gama monovarietal con la variedad Cabernet Sauvignon con uvas de las mejores viñas de la companía en el campo de Tarragona. La selección de los frutos óptimos precedió a un cuidadoso proceso de maceración a temperatura controlada de 26 grados durante 18 días, a lo que siguio la fermentación maloláctica espontánea en cubas de acero inoxidable, con una crianza posterior de 12 meses en barricas de roble francés y americano. El tiempo de crianza en botella previa a su comercialización no se especifica por parte de la bodega.

El producto se comercializa en una botella bordelesa de color caramelo oscuro, con una etiqueta frontal de tamaño más bien pequeño, donde lo primero que se observa es la variedad, en caracteres rojos grandes en la parte superior de la etiqueta, seguida de una representación de la bodega encuadrada en un marco color cobre brillante. Al pie de la figura se observa el año de fundación de la bodega. A la izquierda del dibujo se indica la añada del vino, y debajo de ella se menciona la D.O. a la que pertenece, flanqueda por los volumenes de la botella (75 cl) y de alcohol en su contenido (13,5% en volumen). Por último, en la parte baja, la marca/elaborador del vino y su localización. Una distribución poco habitual en comparacion con la mayoría de las otras que hemos analizado en el blog.

























La etiqueta trasera es un poco mas grande que la frontal, y en ella se repite la colocación de la variedad resaltada en la zona superior, seguida por un parrafo que contiene una breve nota de cata. A la izquierda de dicho párrafo se menciona la marca y en la parte aparecen de nuevo los datos de contacto de la bodega.

Al servir el vino, a primera vista se observa un profundo color picota madura, de capa alta, con llamativos reflejos achocolatados en una superficie brillante, sin defectos, con un ribete que degrada hacia tonos granate con reflejos de ocres. Su agitación deja múltiples lágrimas que descienden por la pared de la copa a una velocidad media-lenta.

En nariz, posee una intensidad media a copa parada, y lo primero que noté al agitar el contenido fue un claro aroma de higos negros más bien pasificados y secos, en combinación con maderas finas, nobles y viejas, entremezcladas con especias, notas de tabaco de pipa y toques vegetales clásicos de la variedad de uva de la que procede, aunque no pude detectar con claridad el clásico pimiento verde. En retronasal el recuerdo de los higos y las maderas toman incluso mayor protagonismo.

En boca, se trata de un vino de entrada amable, con un tacto homogéneo y glicérico que le da un cuerpo notable, unos taninos que representan perfectamente la calificación de atercipelados, maduros y golosos. Acidez bien controlada, y longitud y permanencia suficientes para un resultado más que aceptable.

Lo tomamos con carrillada en salsa y en mi opinión quedó estupendo. Puedo imaginar que la combinación que el productor sugiere con pates, quesos curados y embutidos de calidad también puede resultar muy apropiada.

Su precio de alrededor de los 7 Euros me parece bien ajustado al producto, que tanto en su presentación como en su resultado dan idea de un producto con continente y contenido de tipo clásico y de calidad.

Le doy un 7/10 y me parece un acercamiento muy aceptable a la D.O. Tarragona, y que llama a profundizar mas en esta zona de nuestra geogarfia viti-vinicola.

domingo, 20 de diciembre de 2015

Black Print - 2013

Hoy tenemos nuestro primer vino tinto alemán en el blog: el Black Print de la añada de 2.013, de la bodega Schneider, en la localidad de Ellerstadt, a unos 100 km al sur de la ciuda de Frankfurt.

La familia se dedicó durante decenios a la viticultura de variedades dedicadas al consumo, no a la viticultura, hasta que en 1.994 uno de los miembros de la familia, Markus, comenzó la plantación de las actuales variedades que hoy pueblan los terrenos de la bodega y que suman actualmente 92 ha entre viñedos propios y alquilados: las tintas Pinot Noir (Spaetburgunder), Merlot, Blaufraenkisch, Syrah, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Cabernet Mitos y Portugieser; y las blancas Riesling, Pinot Blanc, Pinot Gris, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Viogner. La bodega produce en la actualidad unas 800.000 botellas/año.

Fuente: http://schiller-wine.blogspot.com.es/

Las marcas que comercializa la bodega son:

  • Tintos: Ursprung (Cabernet Sauvignon, Merlot, Portugieser y Cabernet Mitos), Black Print, M Spaetburgunder (Pinot Noir), M Blaufraenkisch, Tohuwabohu (Cabernet Sauvignon y Merlot), Holy Moly Syrah, Einzel Stueck Portugieser y Stein Satz (Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon y Merlot).
  • Blancos: Weiss (Burgunder), Grau (Burgunder), CHAR-Donnay, Riesling Schlossgarten, Hullaballoo (Cabernet Blanc, Chardonnay y Viognier), Kaitui (Suvignon Blanc), Alte Reben (Riesling), Fuchs Mantel (Riesling), Sau Magen (Riesling) y Stein Acker (Riesling).
  • Rosados: Rosé Saigner (Saint Laurent, Merlot, Cabernet Sauvignon y Spaetburgunder).
  • Espumosos: Bubbly Brut (Chardonnay y Pinot Noir)
También tiene una joint venture en Sudáfrica con el bodeguero Dani Steytler que produce el tinto Veet Rooi Olifant.

La bodega está adscrita a la Región Vitinícola de Pfalz (Palatinado), una de las 13 Regiones oficiales (Anbaugebiete).

Fuente: www.vinosdulces.com

La Región de Pfalz, compuesta por una franja de unas 23.000 ha que discurren como estrecha franja de 80 km de longitud a lo largo de la orilla oeste del Rin, es la que mayor cantidad de vino produce en Alemania en cuanto a volumen. Sus secos y calurosos veranos e inviernos más amigables dan como resultado los vinos tintos de mayor calidad de Alemania. Actualmente los tintos conforman el 40% de la producción total de la Región. Había leído algo sobre los vinos tintos de esta región, lo cual me llevó a comprar este a modo de iniciación.

El Black Print es un coupage de las variedades St. Laurent, Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon y Cabernet Dorsa.

La variedad Saint Laurent es autóctona de centroeuropa, y una de las más comunes en Pfalz. El color de sus caldos es mayormente púrpura oscuro, con un marcado aroma a guinda (dark sherry), similar al Pinot Noir. También suele ofrecer notas de mora, humo y especias. Su envejecimiento en roble suele dar buen resultado.

Por su parte, la otra variedad novedosa en el blog es la Cabernet Dorsa proviene del cruce entre la Cabernet Sauvignon y la Dornfelder. Su vino aporta aromas de cereza y granos de pimienta, y tiene ofrece buen poder colorante, es rica en taninos y su añejamiento da buen resultado.

Como veremos más adelante, estas variedades tienen gran presencia en el resultado sensorial de nuestro vino en cuestión.

El vino se nos presenta en una botella bordelesa de color caramelo con tintes verdosos, y posee una etiqueta frontal pequeña, sencilla y llamativa, en línea con el resto de productos de la bodega. El nombre del vino se encuentra en el centro en caracteres modernos de color blanco. En la parte superior aparece el nombre de la bodega y en la inferior, la añada del vino.




















La etiqueta secundaria es, en oposición, blanca, con caracteres negros indicando la añada y Denominación de Origen en la parte superior, los datos de la bodega en el centro y el contenido en alcohol del vino de 14% en volumen y de la botella de 750 ml en ambas esquinas de la parte inferior. Presentación moderna y llamativa.

No he podido ver ni en la web de la bodega ni en internet alguna referencia a su proceso de elaboración ni el porcentaje de cada una de las variedades en su composición. Solo generalidades sobre la bodega, su apuesta por una viticultura lo más ecológica posible, sin uso de herbicidas y pesticidas, con su apuesta por fertilizantes orgánicos. Las fotos de la web de la empresa nos muestran una bodega bastante moderna, con cubas metálicas que deben ser usadas para maceración y fermentación alcohólica, así como barricas de madera personalizadas con el nombre y logo de la bodega.

El vino nos ofrece una buena presencia visual, con un color picota oscuro con ribete tendiendo a granate, en una capa media. La superficie del líquido se nos muestra brillante y límpida. El vino deja multitud de lágrimas en la pared de la copa, que bajan a velocidad media-lenta.

De intensidad aromática media a copa parada, nos ofrece después de su agitación una apertura inmediata hacia su aroma dominante de guinda, muy marcado seguramente por la influencia de la variedad St. Laurent. Es tal esa dominancia que, al probar el vino, y sin conocer las características de la mencionada variedad antes abrir la botella, el primer recuerdo que me vino a la mente son esas guindas confitadas que suelen colocarse en pastas de té y en otros productos de pastelería fina. A continuación se entremezclan otros aromas de frutos del bosque, tanto rojos como negros pero sobre todo siempre muy maduros y dulces, un toque especiado como de regaliz, para finalizar con una madera fina muy bien ensamblada, como soporte del resto de aromas. Me pareció un vino agradablemente complejo aromáticamente hablando.

En retrogusto la madera proporciona una base sobre la que flotan las frutas maduras que pudimos apreciar inicialmente.

En boca se nos muestra bastante amable, quizá una pequeña dominancia de la punta de la lengua (zona de los dulces) en la entrada, y un tacto bastante homogéneo en el resto, quizá no presenta una longitud y permanencia especiales, pero su cuerpo medio va en consonancia y nos da impresión de frescor con una acidez bien controlada. Recuerda en esta fase a algún vino de Pinot Noir, variedad con la que se emparenta de alguna forma también a la St. Laurent. Los taninos son amables, golosos y suaves.

Su precio de alrededor de 12 € me parece bien ajustado al producto, ya que permite asumir el riesgo de comprar un vino tinto alemán simplemente para probarlo. El resultado no es ni mucho menos decepcionante, más bien todo lo contrario. Me parece un vino adecuado para combinar con tapas elaboradas y modernas, de esas que se están poniendo de moda en muchos bares en los últimos años.

Si alguien os dice que los vinos tintos alemanes no son buenos, creo que podeis utilizar este para demostrarle que no es para tanto en la actualidad...

Le doy una buena nota de 7,25/10.

sábado, 12 de diciembre de 2015

Casado Morales Selección Privada - Reserva 2009

Hoy traigo un vino tinto de la D.O.C. Rioja, elaborado por Bodegas Casado Morales, S.C.: el Casado Morales Selección Privada, Reserva de la añada de 2.009.

Las Bodegas Casado Morales se encuentran ubicadas en La Puebla de Labarca, en la Provincia de Alava, a tan solo 15 km al noroeste de Logroño, por lo tanto, está en la confluencia de las zonas de la Rioja Alta y la Rioja Alavesa.


Fuente: www.rutadelvinoderiojaalavesa.com

Sobre la D.O.Ca. Rioja ya hablamos en la entrada del Marqués de Riscal, aunque me gustaría añadir algunos datos sobre la subzona de la Rioja Alavesa, a la que pertenece este vino, diciendo que la producción en este área representa aproximadamente el 20% de la producción total de la D.O.Ca., lo cual significa alrededor de unos 60 millones de litros anuales. La superficie de la subzona consta de unos 40 km de longitud por unos 8 de ancho, y está delimitada al norte por la Sierra de Cantabria y al Sur por el río Ebro. Su viticultura tiene unas características peculiares con respecto a las otras dos subzonas, dada la orientación sur de los viñedos situados en las estribaciones de la Sierra de Cantabria, que aseguran una máxima insolación de los viñedos en la época estival, el predominio de suelos calizos pobres, que garantizan la obtención de vinos con cuerpo y muy buenos para crianza.

Bodegas y Viñedos Casado Morales fue fundada en 1.925 y ha seguido siendo dirigida por la misma familia durante tres generaciones.

Fuente: www.rutadelvinoriojaalavesa.com


La bodega comercializa los vinos siguientes:

- Blancos: Blanco de Viura, Blanco Crianza Viura y Blanco Reserva (Viura y Malvasía) y el Conde de Altava (joven de Viura).

- Rosados: Casado Morales Rosado y Conde de Altava, ambos de Tempranillo y Viura.

- Tintos: Casado Morales Graciano de Maceración Carbónica, EME (Graciano), Nobleza (Tempranillo y Viura), Nobleza Dimidium (Tempranillo), Casado Morales Crianza, Selección Privada, Gran Reserva, todos de Tempranillo y Graciano,  Laderas Sur Carácter, de Tempranillo y "otras variedades prefiloxéricas", Conde de Altava Tempranillo, Crianza y Reserva.

El Casado Morales Selección Privada, nuestro vino de hoy, está elaborado con uvas procedentes de la finca Zarzamochuelo, con viñas de 70 años de antigüedad. El coupage está elaborado en un 60% de Tempranillo y 40% de Graciano, seleccionando los racimos tanto en vendimia como en mesa de selcción, antes de su despalillado. Se aplicó a las uvas una maceración prefermentativa a 6ºC durante 6 días y posteriormente la fermentación a 25ºC, con continuos remontados y bazuqueos, todo ello en cubas de acero inoxidable. A esto le siguió una  maceración en sus propios hollejos durante 22 días. La fermentación maloláctica se realizó en cubas de roble francés en contacto con lías durante los 6 primeros meses, más otros 14 meses en barricas también 100% de roble francés para crianza. Por último, se conservó en botella durante 18 meses antes de su comercialización.

El vino se comercializa en una botella bordelesa de color caramelo oscuro, con una atractiva etiqueta frontal que consta de la superposición de un cuadrado de color gris oscuro y una rectángulo blanco. El cuadrado contiene la mención a la D.O. y subzona, con el nombre del vino en el centro, en caracteres rojos rodeado por una especie de nube trazada en líneas blancas, y la especificación Selección Provada debajo de ella. El rectángulo blanco contiene el logotipo de la bodega, y la mención a la variedad de uva principal y la añada. Debajo de esa etiqueta se encuentra una pegatina con la puntuación de 93 de la Guía Peñín.

La etiqueta trasera es rectangular, gris oscura como la cuadrada frontal, y tiene en la parte superior el nombre de la bodega, seguido por un par de párrafos en español con una pequeña mención a la tradición y filosofía de la familia que lo elabora, y la información de que el vino no ha sido filtrado, que se repite en caracteres más pequeños en inglés en otro párrafo a continuación. Se hace mención de nuevo a la D.O. y por último, en la parte baja, se aportan los datos de contacto de la bodega. Antes, a ambos lados del código de barras, aparecen los contenidos de la botella (75 cl) y el 13,8% de alcohol en volumen.



A la vista, El Casado Morales Reserva Selección Privada de 2.009, añada calificada como "Muy Buena" por el Consejo Regulador de la D.O., es un vino de color púrpura, con una superficie brillante, sin defectos aparentes, ni precipitaciones, a pesar del aviso de que la ausencia de filtrado podría hacerlas aparecer. De capa media a media-alta, nos muestra un borde que degrada a granate. Produce al agitar la copa una cantidad de lágrimas no demasiado profusa, y estas bajan a velocidad media por la pared de la copa.

Olfativamente, las bayas rojas y negras, maduras y golosas, sin destacar especialmente variedad alguna en particular, con finas notas de maderas nobles y balsámicas, cierto toque especiado que se entremezcla con los otros aromas en un complejo y fino bouquet. En retrogusto se aprecian notas de madera ahumada que se agregan a las dominantes frutales.

En boca, el vino tiene un comportamiento muy bueno, muy característico de un buen reserva de Rioja, con un tacto muy simétrico en las diferentes zonas del gusto en la lengua, unos taninos muy maduros y sedosos, de gran calidad, acidez perfectamente controlada y buena longitud y permanencia. Me pareció un vino en un perfecto momento para ser consumido, muy redondo y fino.

Su precio de alrededor de 13 € me parecen perfectamente ajustado al producto. Si no te quieres gastar 6 ó 7 € más en un momento dado, me parece una alternativa perfectamente válida a otros reservas de Rioja más conocidos, como el Marqués de Murrieta o el Viña Ardanza.

El queso manchego curado es un buen amigo de este vino. Creo que carnes de calidad a la brasa o guisada en salsa deben ser muy buenas compañeras de mesa de este vino.

Le pongo una buena nota de 7,5/10, destacando su buena relación calidad-precio y su atractiva presentación.

domingo, 29 de noviembre de 2015

El blog se hace centenario

Con la entrada de hoy, CATAFICION llega a las 100 entradas. ¡Quién lo diría cuando empecé..!

He estado pensando qué hacer para celebrarlo, y en primer lugar decidí hacerle un pequeño regalo conmemorativo: he encargado unas tarjetas de visita para tratar de darlo a conocer un poco más, aunque la verdad es que no me puedo quejar de las más de 4.600 visitas mensuales que está recibiendo en los últimos dos meses, por las que no me cansaré nunca de daros las gracias, ya que sin ellas dedicar tiempo a esta actividad tendría poco sentido.

He encargado las mencionadas tarjetas a la empresa VISTAPRINT, que os invito a conocer haciendo click encima del nombre. Tiene una aplicación en su web para diseñar tu tarjeta de una forma fácil e intuitiva, y ofrece algunas opciones para mejorar la presentación de las tarjetas. Ha quedado así:



A la vez, estuve pensando cuál sería un tema interesante en esta entrada conmemorativa, y decidí que quizá sería un buen momento para hacer balance de los vinos que he tenido la suerte de probar, y "mojarme" un poco dictaminando cuáles de ellos me han parecido los más recomendables, apuntando además las razones que me han movido a seleccionarlos como tales.

Es evidente que pensareis que la lista, que finalmente decidí reducir a cinco productos, estará compuesta de los vinos a los que he dado mejor calificación, y es cierto hasta cierto punto. ¿Por qué "solo" hasta cierto punto? Pues porque es muy fácil elegir los vinos más caros y conocidos, pero creo que realmente se le agrega valor a un blog como este cuando los productos que recomiendas son aquellos que, siendo asequibles, puedan resultar novedosos y sorprendentes para las personas con las que los quieras compartir.

Evidentemente, esto hace que el ejercicio que planteo sea un poco más "complicado" que simplemente realizar una clasificación objetiva. Para ello, ya que hablamos de 90 y pico de productos comentados, es necesario repasar las entradas, recordar sensaciones y calibrar la balanza de la razón y las emociones. Poniéndome a ello, me di cuenta de la dificultad que tiene reducir tanto la selección, pero decidí mantenerme fiel a mi idea inicial.

Vaya por delante que, en general, los vinos que he comentado en el blog son, en su gran mayoría, de recomendables a muy recomendables, ya que desde el principio decidí no perder y hacer perder el tiempo a los potenciales lectores con vinos que yo no repetiría... que también los he bebido, por supuesto. 

Vamos allá entonces:
  • Selección #5: Las Ocho - 2012. D.O. Vinos de Pago Chozas Carrascal. Se trata de un coupage de 8 variedades distintas de uva, con un resultado magnífico, donde lo que más me sorprendió fue la evolución y transformación del vino en el tiempo y en la temperatura, así como la presencia de elementos característicos de cada una de las variedades que lo componen, encabezadas por las de las variedades comunes de la zona del Levante español: Bobal y Monastrell. tiene, en mi opinión, un precio muy bueno de entre 15 y 18 € y es relativamente fácil de conseguir, bien a través de la propia web de la bodega (www.chozascarrascal.es) como en tiendas de productos típicos valencianos, por ejemplo, en la estación del AVE, que fue donde adquirí la botella para la entrada del blog.
  • Selección #4: Viñátigo Blanco - Gual 2012. D.O. Ycoden Daute Isora de Bodegas Viñátigo. Elaborado con una variedad más conocida como Albillo en la Península Ibérica, este vino muestra una excelente e intensa complejidad aromática, pero sobre todo lo que me conquistó fue su untuosidad, un tacto carnoso acompañado por una excelente y mineralizada aguja carbónica, que me transportó  a las queridas tierras dominadas por el majestuoso volcán Teide. Para mi su precio de 7,5 € (en bodega) y aproximadamente 12 € en tiendas es un precio excelente para la calidad que ofrece.
  • Selección #3: Viña Ardanza - Reserva 2004. D.O.C. Rioja. Este vino, y especialmente esta añada, es una magnífica demostración de los excelentes vinos de Reserva de nuestra D.O. más reconocida internacionalmente. Su precio de unos 18 € promedio me parece buenísimo si lo comparamos con vinos de nivel similar. Absolutamente obligatorio, en mi opinión, para cualquiera que quiera profundizar en el conocimiento de esta zona.
  • Selección #2: Laus Flor de Gewürztraminer - 2013. D.O. Somontano. Bodegas Laus trabaja  con variedades nobles tintas (Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot) y blancas (Chardonnay y Gewürztraminer). Este vino es una verdadera delicia con un resultado al nivel de los mejores vinos alemanes de esta variedad que he podido probar. Su complejidad aromática y su corpulencia dejan un recuerdo imborrable. Su precio de 10 € lo hacen un producto extraordinariamente competitivo y recomendable. Tomadlo con pescado de buena calidad al horno y os hareis fans del vino blanco los que todavía no lo seais.
  • Selección #1: Pruno - 2012. D.O. Ribera del Duero. Este vino es una debilidad que tengo. Es, simplemente, uno de los vinos de mejor calidad-precio que, en mi opinión, existen en el mercado. Su apelativo de "Baby Vega-Sicilia" o su consideración por parte de Robert Parker como "el mejor vino español de la historia por debajo de los 20 Dólares" quizá puedan ser un poco exagerados, pero en ningún caso estrambóticos. Si vais a un restaurante y lo tienen en su carta, pedid carne de calidad poco hecha y daros un festín de sensaciones, y de paso por un módico precio quedareis como reyes con vuestra pareja o amigos si todavía no lo conocen. La añada de 2.013 quizá no me pareció tan extraordinaria como la de 2.012, pero su calidad fue igualmente muy buena. Ahora acaba de salir la 2.014, en cuanto pueda compro algunas botellas...

Me gustaría hacer una mención especial a dos vinos de extraordinaria calidad que he tenido la posibilidad de probar, pero que por estar en un nivel de precios muy superior a la media del blog, los he "sacado de consurso": el Pago de Carraovejas - Reserva de 2003 y el Valbuena 5º Año - 2009, de ellos solo puedo decir que me siento un privilegiado por haberlos podido probar y comentarlos en el blog.

Me gustaría terminar con un efusivo agradecimiento a todos los lectores y amigos del blog, espero que las siguientes 100 entradas os sigan resultando de interés.

Os deseo un futuro lleno de buenos vinos. Eso significará que todo va bien...

¡Salud!

Neo - 2011

Hoy tenemos un vino tinto de la D.O. Ribera del Duero: el monovarietal de Tempranillo Neo, de la añada de 2011.

Está elaborado por Bodegas y Viñedos Neo, S.L. en la localidad burgalesa de Castrillo de la Vega, a menos de 10 km de la conocida localidad de Aranda de Duero, y a 90 km al sur de la capital de la provincia.

Sobre la D.O. Ribera de Duero ya hemos hablado hace tiempo en la entrada del gran Pruno, por lo que nos concentraremos esta vez en la Bodega que produce nuestro vino de hoy.

Esta bodega tiene una bonita historia, bastante contrapuesta a la de la mayoría de las que hemos tratado hasta ahora en el blog, ya que no se trata de una empresa histórica o fundada o adquirida por una familia con muchos recursos y tradición en el mundo del vino, sino un proyecto realizado por un grupo de jóvenes amigos sin recursos económicos que lo son "a pesar de trabajar juntos". A las primeras 4 personas que la fundaron en el año 1.999 se fueron añadiendo más hasta formar el equipo actual de 15. Desde su localización inicial en un viejo molino de agua restaurado, pasaron en 2.005 a las instalaciones actuales de la bodega, de moderno diseño, donde también funcionan un estudio de grabación de música y uno de diseño.

Los fundadores y trabajadores lo califican como "un proyecto diferente". Comenzaron comprando uva, hasta tener hoy en día sus propios viñedos de unas 10 ha de Tempranillo a una altura de 800 metros.


La alineación de la bodega incluye los tintos Punta Esencia (Tempranillo con 24 meses de barrica de roble francés, que en su añada de 2.004 alcanzó los 98 puntos de Parker, aunque en posteriores añadas la puntuación fue decayendo), el Sentido (Tempranillo con 12 meses de barrica de roble francés), el Disco (Tempranillo con 6 meses de barrica), El Arte de Vivir (Tempranillo con 4 meses de barrica) y el Neo; el rosado Crazy Tempranillo y el blanco Motivo (Verdejo de la D.O. Rueda). En total la bodega produce actualmente unas 500.000 botellas anuales.

El Neo, en su primera añada de 2.004 fue calificado por Robert Parker y Wine Spectator con un 96, aunque luego fue bajando hasta que la añada que tenemos hoy entre manos, la de 2.011, fue calificada con 91 y 90 puntos, respectivamente.

Es un vino monovarietal de Tempranillo, con 20 meses de añejamiento en barricas de roble francés (90%) y americano (10%).

El vino viene presentado en una hermosa botella bordelesa imperiale de color caramelo muy oscuro, personalizada con un sobre relieve en el cristal en la zona del hombro con la inicial de la bodega, y una simple y hermosa pequeña etiqueta frontal blanca con los bordes ondulados, que en primer término nos muestra el nombre de la bodega y vino, seguido de la añada, la numeración de la botella sobre las 22.000 unidades de la mencionada añada. Más abajo se hace referencia a la D.O. y al fondo los datos decontacto de la bodega, flanqueados por el contenido de alcohol del vino de 14,5% y el volumen de 75 cl de la botella.

La etiqueta trasera es bastante más grande que la frontal, llegando a ocupar prácticamente tola la longitud del cuerpo de la botella, y nos muestra en primer lugar la inicial del nombre de la misma (y supongo que logo de la marca), seguido por un par de párrafos en español e inglés que explican el origen de la uva y la filosofía de la bodega.

Me parece una presentación de gran calidad y atractiva para el potencial cliente.


A nivel visual, el Neo de 2.011 presenta un profundo color picota oscuro, de capa muy cubierta, de tal forma que el ribete es una delgada línea que pasa casi sin degradación a la profundidad de color del líquido. La superficie es brillante y límpida, sin defectos observables.

En nariz, calificaría su intensidad aromática como media a copa parada, y al agitar resulta quizá un poco cerrado al principio, aunque también puede tener que ver que la temperatura de servicio inicial quizá era un poco baja. Este vino es un claro ejemplo de los que necesitan decantación para templarse y abrir el tarro de sus esencias, mostrando una clara evolución positiva según aumenta su tiempo de decantación. Presenta notas predominantes de frutos rojos, con un toque que me recuerda a la ciruela verde, seguido de notas florales, cierta complejidad de especias dulces, quizá canela, y un suave toque mineral al fondo, con una buena integración de la madera en su bouquet.

En boca, me pareció un vino con bastante cuerpo, con sensaciones táctiles homogéneas en lengua y paladar, y taninos algo puznantes para mi gusto al principio, quizá por la baja temperatura, ya que se fueron moderando según evolucionaba el vino en su decantación. La acidez está muy bien controlada, y tanto la longitud como la permanencia resultan notables. En mi opinión, se comporta mejor en la zona alta de la temperatura de servicio recomendada de entre 16 y 18ºC. Me pareció, a nivel gustativo, similar a otro conocido vino de esa zona de la D.O. Ribera del Duero, el Portia, que analizamos hace unos meses en el blog. Creo que tiene todavía bastante recorrido en botella, y debe ir afinando sus características en los próximos años.

En retrogusto, las notas minerales y especiadas vuelven a estar muy presentes junto con la dominante frutal descrita con anterioridad.

Mi recomendación, a la hora de combinarlo, es con carnes sabrosas y estofados sabrosos y especiados. No me parece un vino de tapeo o chateo.

Su precio de alrededor de 26 € me parece un poco elevado, si lo comparo con otros vinos de la zona con similares prestaciones, pero entiendo que su presentación conlleva más gastos de los habituales, y seguramente los rendimientos de las viñas de las que procede no sean demasiado altos. La botella que probé la compré en oferta a unos 13,5 € (y que era una oferta combinada de diversos vinos), que me parece un precio más ajustado a su valor.

Lo califico con un 7/10. Si teneis una botella de esta añada (por cierto calificada de Excelente por el Consejo Regulador) y buenas instalaciones de conservación, dadle un par de años más de reposo y seguro que acertareis.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Flors del Priorat - 2013

Hoy tenemos un vino tinto de la D.O.Q. Priorat: el Flors del Priorat de la añada de 2.013.

Es elaborado por Ediciones Ilimitadas en el triángulo formado por las poblaciones de Bellmunt del Priorat, Molá y Lloar, en la Provincia de Tarragona, a unos 50 km al oeste de la capital de la Provincia.

Sobre la D.O.Q. Priorat ya hablamos en la entrada correspondiente al Camins del Priorat.

Fuente: www.edicionesi-limitadas.com

Sobre Ediciones I-limitadas la noticia es que hay pocas noticias. Es una empresa radicada en Barcelona, que se dedica a elaborar vinos en producciones muy limitadas (interesante juego de palabras con la denominación de la bodega).

La bodega actualmente produce tres marcas de vino:

- El blanco Núvol Blanc, de Garnacha Blanca y Macabeo.

- El tinto Faunus, de Ull de Lebre (Tempranillo), Syrah, Merlot, Merlot y Cariñena, acogido a la D.O. Montsant.

El vino es un coupage de las variedades Cariñena, Syrah y Garnacha, cuyas vides crecen en suelos de la pizarra típica de la zona (licorella), en laderas en orientación norte y noroeste. La bodegas sigue los preceptos de la viticultura orgánica. La recogida se realiza en cajas de máximo 16 kg. Tras una vinificación tradicional, se realiza una crianza de 9 meses en barricas de roble francés. El resultado es un vino de 14% de alcohol en volumen.

El producto se presenta en una botella borgoñesa de color caramelo oscuro, con una etiqueta blanca grande en la que aparecen el nombre del vino, la DO, el nombre de la bodega y unos círculos color burdeos y negros en relieve, a modo de flores abstractas, con líneas negras formando los tallos. Una etiqueta muy moderna y llamativa, que seguro ayuda a la selección de este vino en el lineal de un supermercado. Esta añada, a diferencia de otras de este vino, no tiene etiqueta trasera, simplemente tiene la correspondiente a la Denominación de Origen de Calidad del Priorato, a la que pertenece.


La añada de 2.013 permanece sin calificar aún por el Consejo Regulador de la D.O.

A la vista, el Flors del Priorat es de color rubí brillante, sin defectos, con una capa media-alta y ribete que degrada en color fresa a media maduración. Produce gran cantidad de lágrimas al agitar la copa que caen a velocidad más bien rápida por las paredes de la misma.

En nariz, se puede calificar de intensidad media-baja a copa parada, desplegando en seguida aromas de bayas rojas silvestres muy maduras y dulces, con una componente floral muy marcada, característica de los vinos de la zona. Le siguen especias y un toque herbáceo en segundo plano, con un final algo balsámico, todo ello envuelto en una latente mineralidad que seguramente procede del tipo de suelo en el que crecen sus uvas. En retrogusto el toque balsámico cobra protagonismo y se integra perfectamente con las notas predominantes.

En boca, nos encontramos con un vino ligero y fácil de beber, bien equilibrado en sensaciones táctiles en lengua y paladar, una acidez muy bien conjuntada, taninos suaves y golosos. La longitud y permanencia son suficientes.

Es un vino moderno y agradable, característico de esta magnífica zona de nuestra geografía que puede combinar con multitud de tapas ligeras y semi-elaboradas, e incluso para beberlo sin acompañamiento sólido, simplemente para lo que tradicionalmente en Madrid llamamos "chateo".

Su precio de 10 € me parece bastante ajustado al producto, e invita a tener alguna botella más en la despensa.

Me parece merecedor de una buena nota de 7,5/10, por su calidad y estupenda presentación. Lo considero un vino bastante recomendable.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Barón de Ley - Varietal Maturana 2009

Hoy tenemos un vino de Rioja, de una variedad tinta que no habíamos probado anteriormente: la Maturana.

El vino es producido por bodegas Barón de Ley, que se fundó en los primeros años '80 del Siglo pasado en el castillo-fortaleza de Imas, ubicado entre las localidades Mendavia y Lodosa, en la ribera del Ebro, a unos 30 km de la capital de la Comunidad de la Rioja, Logroño. El castillo fue contruido en 1.648 por el Conde de Eguía, y en virtud de una permuta se convirtió en Monasterio Benedictino hasta la Desamortización de Mendizábal, en 1.836, cuando gran parte de los bienes de la Iglesia en España son expropiados por el Gobierno de la época. El castillo y la gran finca de 1.000 ha pasan en 1.839 a manos del General Martín Zurbano, que la perdió en una partida de cartas con un Conde francés en 1.844. El administrador de Zurbano, Don Cayo Muro, adquirió la finca del noble francés y después pasó por varias manos hasta su adquisión por parte del Grupo Barón de Ley.

La bodega se ubica en la denominada Rioja Baja, D.O. sobre la cual ya hablamos en la entrada correspondiente al conocido vino Marqués de Riscal.

La bodega posee 4 fincas de viñedos en Cenicero (49 ha de Tempranillo y Graciano), Mendavia (viñedo original de la bodega que hoy alcanza las 219 ha de Tempranillo, Graciano y, más recientemente, Maturana), Ausejo (mayor viñedo de la Rioja, con 450 ha de Tempranillo y Garnacha, con 100 ha cada una, así como Graciano y Maturana), Carboneras (50 ha a una altitud de 840 m donde se cultivan principalmente las variedades blancas de la bodega - Verdejo, Sauvignon Blanc y Chardonnay - además de las 6 ha de Tempranillo originales) y Los Almendros (que no se menciona en primera instancia en la web sino en la descripción de este vino).

Fuente: www.barondeley.com

La bodega elabora y comercializa 3 gamas de vinos:

- Gama clásica: Blanco (Viura y Malvasía), Rosado (Tempranillo y Garnacha), Rosado Lágrima (Garnacha), Reserva (Tempranillo de la Finca Mendavia), Gran Reserva (tempranillo de la Finca Cenicero) y Finca Monasterio Tempranillo y "otras variedades" procedentes de la finca del Monasterio de Imas.

- Gama Varietales: Tempranillo (de la Finca Carboneras a 840 m de altitud), Garnacha (de la Finca Los Almendros) , Graciano (de la Finca Los Almendros, a 450 m de altitud) y Maturana (del viñedo Finca La Alegría, primera planatación de esta variedad en la D.O.Ca. Rioja).

- Gama Viñas: 3 Viñas Blanco Reserva (Viura, Malvasía y garnacha Blanca con crianza de 12 meses en roble americano y 1 año en botella) y 7 Viñas Tinto (las siete variedades de un viñedo de 70 años de Tempranillo, Graciano, Mazuelo, Garnacha Tinta, Viura, Malvasía y Garnacha Blanca, con cuatro vinificaciones distintas durante 36 meses más 12 meses más del coupage definitivo).

El Grupo Barón de Ley, aparte de la bodega, también posee las bodegas El Coto de Rioja (donde produce el conocido vino Coto de Imaz), bodegas Museum en la D.O. Cigales, y bodegas Máximo (Vinos de la Tierra de Castilla), y además elabora y comercializa embutidos ibéricos en Cáceres a través de la empresa Dehesa Barón de Ley.

En general, los vinos de la bodega del Monasterio de Imas, incluyendo nuestro vino de hoy se elaboran con uvas vendimiadas manualmente y transportadas en cajones de 300 kg a la bodega, donde se realiza una exhaustiva selección manual (más de 850.000 kg anuales) que descarta entre el 10 y el 20% de los racimos. Una vez en los tanques de fermentación, los enólogos de la bodega catan diariamente el contenido de cada tanque para determinar las condiciones (temperaturas, maceraciones y tipos de remontado) de fermentación, hasta completar unos 20 tipos diferentes de elaboraciones durante una vendimia. Para la crianza, la bodega posee 12.000 barricas de roble americano y 3.000 de roble francés, que se completa con la crianza en cada una de los 4,5 millones de botellas del botellero climatizado de la bodega.

En el caso de este varietal, con uvas procedentes de 31 ha plantadas en la Finca Ausejo, la fermentación alcohólica se llevó a cabo en depósitos de acero inoxidable durante 7 días a temperatura controlada de 27 ºC, continuando con una maceración durante 3 días, y la maloláctica  durante 15 días a 20 ºC. La crianza en barrica de roble se llevó a cabo durante 12 meses en las barricas francesas.

Como es costumbre, presentemos en sociedad esta variedad de uva inédita en el blog hasta el momento. La Maturana Tinta trae consigo cierta polémica ya que existen dos cepas distintas con el mismo nombre, una emparentada con el Merenzao leonés y gallego o el Bastardo portugués, y otra, de la cual se descubrieron unas pocas cepas en la localidad de Navarrete, más emparentada con la familia de los Cabernets. No he podido encontrar a cuál de las dos cepas pertenece este vino, pero de lo que recuerdo del Merenzao, diría que el vino de hoy no lo encuentro cercano a los caldos de esta variedad.

El producto se nos presenta en una botella bordelesa tradicional de color caramelo muy oscuro, y viene etiquetado con una amplia etiqueta frontal de color blanco, que ocupa casi todo el cuerpo de la botella. en ella se puede observar, en la parte superior, la variedad y añada del vino, con un símbolo a la izquierda de color azul con el logo de la bodega y la variedad del vino, del cual salen los caracteres de la palabra Maturana repetidos varias veces en forma de línea transversal. Más abajo, en caracteres dorados, podemos observar la Marca y familia del vino, con una pequeña referencia en elegantes caracteres al origen de la variedad. A la derecha se puede observar una pequeña nota y la firma del enólogo Gonzalo Rodríguez. Finalmente, en la parte baja, se hace referencia a la D.O. Ca. Rioja a la cual pertenece el vino.

En la etiqueta trasera, también blanca y amplia, se repite la parte alta de la etiqueta frontal, y le sigue una pequeña nota de cata en español y en inglés, para finalizar de nuevo con la mención a su D.O. y los datos de la bodega en la parte de abajo., flanqueados por los contenidos en alcohol del 14,5% y de la botella de 75 cl.

Me parece una presentación muy elegante, que nos propone un producto de calidad, como pudimos comprobar.

A nivel visual, el Barón de Ley varietal de Maturana nos presenta un aspecto límpido y brillante, sin defectos, con un profundo color granate o picota muy oscuro, de capa muy alta, que degrada muy cerca del ribete en la misma tonalidad más suavizada. El vino mancha bastante la pared de la copa con una gran profusión de lágrimas de caída más bien lenta.

De intensidad aromática media a copa parada, se abre al agitar la copa en una primera componente de frutos negros, como arándanos e higos muy maduros, casi compotados, seguido de un elegante aroma de maderas nobles y antiguas, con una continuación muy notable de tabaco de pipa y chocolate negro con gran porcentaje de cacao. En cierta medida, me transportó a uno de esos salones de fumadores en los clubes de la alta sociedad inglesa del S. XIX, como el del Reform Club, donde según Julio Verne Phileas Fogg apostó con sus amigos que sería capaz de dar la vuelta al mundo en 80 días...

En retrogusto el chocolate y los frutos negros vuelven a ser los protagonistas principales. Me gustaría señalar que no encontré componentes vegetales marcadas como he leído en ciertos comentarios y notas de cata. Puede ser que la asociación de su variedad de uva a las Cabernets influyan en la captación de sus características aromáticas.

El vino tiene una entrada muy regular en la boca, con bastante homogeneidad en las diferentes zonas del gusto, y posee un cuerpo medio y taninos muy golosos y agradables, con cierta robustez pero sin agresividad. Creo que tienen todavía cierto recorrido en mi opinión. Tiene una acidez muy bien integrada y dota al vino de un agradable frescor dentro de la calidez de su olfato. La longitud es media, y tiene una permanencia bastante aceptable.

En resumen, me parece un buen vino, que a un precio de 8,5 € al que lo compré muy cerca de la localidad en que se encuentra la bodega presenta realmente muy buena relación calidad/precio. Muy recomendable como ejemplar distinto a lo que normalmente nos ofrece La Rioja.

Las carnes en salsa y los buenos cortes con poca elaboración creo que pueden ser sus mejores compañeros de mesa. A destacar su buen resultado en la sobremesa acompañado de un buen bombón de chocolate negro.

Le doy una buena nota de 7,5/10, y lo encuentro francamente recomendable.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Los Balancines Mata Negra - Crianza 2012

Hoy inauguramos la D.O. Ribera del Guadiana en el blog, con este vino tinto Los Balancines Mata Negra, de la bodega Pago Los Balancines, en la localidad de Oliva de Mérida, en la Provincia de Badajoz de la Comunidad de Extremadura.

La D.O. Ribera del Guadiana ocupa gran parte de la Provincia de Badajoz y la zona sureste de la Provincia de Cáceres, en ambas orillas de Río Guadiana. Es, con casi 30.000 ha de viñedo, la segunda D.O. en extensión después de la D.O. Castilla-La Mancha. A pesar de que los viñedos y la viticultura de la zona datan de la época romana, o incluso anterior a ella, es una de las D.O. más recientes de España, ya que fue fundada en 1.999, gracias a la iniciativa de productores que años antes comenzaron a transformar los viñedos de las tradicionales variedades blancas en plantas de la variedad Tempranillo.

Consta de 6 subzonas, de las cuales las más extensas son la de Matanegra y la de Tierra de Barros, al sur de la región, que producen el 80% de los 8 millones de litros de la D.O. a partir de las uvas de sus casi 3.000 viticultores, en las 18 bodegas certificadas.

Fuente: www.ps-wein.de

El Consejo Regulador se encuentra en la ciudad de Almendralejo, a unos 60 km al este de la capital de la Provincia de Badajoz.

El Pliego de Condiciones de la D.O. establece como autorizadas una gran cantidad de variedades:

  • VARIEDADES BLANCAS: Alarije,Borba, Cayetana Blanca, Cigüente, Pardina, Viura o Macabeo, Chardonnay, Chelva o Montúa, Eva o Beba de los Santos, Malvar, Moscatel de Alejandría, Moscatel de Grano Menudo, Parellada, Perruno, Sauvignon Blanco, Pedro Ximénez y Verdejo.
  • VARIEDADES TINTAS: Bobal, Cabernet Sauvignon,Graciano, Garnacha Tinta,Garnacha Tintorera, Jaen Tinto, Mazuela, Merlot, Monastrell, Pinot Noir, Petit Verdot, Syrah, Tempranillo o Cencibel o Tinto Fino.
Como en otras D.O., se limitan las prácticas enológicas a unos rendimientos de 12.000 kg/ha y 84 hl/ha en los vinos blancos, y a 10.000 kg/ha y 70 hl/ha en variedades tintas.

Las características físico-químicas (azúcares totales, grado alcohólico, acidez, contenido en dióxido de azufre), así como las características organolépticas (Limpidez, Matiz, Tonalidad, Olfato, Gusto, Equilibrio y Persistencia)  para cada uno de los tipos de vinos protegidos blancos, tintos y rosados en sus variantes barrica, crianza, reserva y gran reserva clasificados según el tiempo de estancia en barrica.

Por su parte, la Bodega que produce nuestro vino de hoy, Pago Los Balancines, ubicada en Oliva de Mérida, a unos 100 km al este de la capital de la Provincia, y a unos 40 km al este de la histórica ciudad de Mérida, pertenece a D. Pedro Mercado, un enólogo madrileño que supo ver el gran potencial de la climatología y el suelo de la zona para la elaboración de vinos de calidad, y junto a el afamado enólogo extremeño Fernando Toribio y al viticultor Antonio Vicente se embarcaron en 2.006 años en una empresa que es hoy en día referente del vino de la zona. En tiempo récord han colocado la bodega y sus vinos en un destacado lugar en el panorama enológico nacional, con 5 presencias en el Salón anual de los Mejores Vinos de España, de la prestigiosa Guía Peñín.

Fuente: www.bodeboca.com

El catálogo de vinos de la Bodega incluye, además del Mata Negra, los tintos Balancines (Tempranillo y Syrah), Huno (Garnacha Tintorera, Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Syrah), Vaso de Luz (Cabernet Sauvignon) y Salitre (Garnacha Tintorera); y los blancos Balancines (crianza sobre lías de Sauvignon Blanc y Viura), los Alunado de Chardonnay por un lado y por otro de Sauvignon Blanc. La serie Crash White (Verdejo y Chardonnay), Crash Pink (Tempranillo y Garnacha) y Crash Red (joven de Tempranillo, Syrah, Garnacha Tintorera y Garnacha Negra) completan la alineación.

Nuestro vino de hoy, Los Balancines Mata Negra, crianza de la añada de 2.012 (que casualmente aparece "Sin Calificar" por el Consejo Regulador de la D.O.) está elaborado con un coupage de las variedades Garnacha Tintorera, Tempranillo y Cabernet Sauvignon. Según nos dice la bodega, los frutos con los que se elaboró este vino fueron "los mejores de cada variedad, de cada parcela, de cada rincón de la viña",  con fermentación alcohólica llevada a acabo en pequeños depósitos de cemento con remontados manuales de forma artesanal. Le siguen varias maceraciones a temperatura controlada para continuar con una fermentación maloláctica en barricas de roble francés durante 18 meses.

Antes de continuar, diremos del coupage del vino que habíamos tratado anteriormente en el blog bajo su nombre más conocido: Alicante (Henri) Bouschet, en la reciente entrada sobre el Dom Cosme. Una curiosidad adicional que no comenté en la mencionada entrada es que esta variedad es una de las pocas Vitis Viníferas tintas cuya pulpa tiene color, a que la mayoría son incoloras.

El producto se nos presenta en una atractiva botella entre la de Champagne y la borgoñesa, con un cuerpo tronco-cónico, largos hombros y un cuello estilizado y alargado, de color caramelo muy oscuro. Su etiqueta frontal es de color gris pizarra oscuro, con el nombre del vino y su añada en diferentes tipos y colores de letra, y la mención a la D.O. en la parte inferior. En el centro a todo lo largo de la etiqueta se observan motivos en color plata y gris con forma de zarcillos de la vid. Por poner un pero, diría que el nombre Mata Negra no resalta demasiado entre las mencionadas figuras.

La etiqueta trasera es del mismo color oscuro, y contiene otra vez el nombre del vino, los datos de la bodega, las variedades con que está elaborado el vino y los contenidos de alcohol del 14,5% y de la botella de 750 ml en ambas esquinas superiores. Es un envoltorio de calidad para un producto de calidad.

Visualmente, el vino es de un llamativo color granate muy oscuro con reflejos violáceos, una capa altísima, que dados los dos ejemplos que he analizado parace ser una característica intrínseca de la Garnacha Tintorera, y el tinte llega hasta casi el mismo borde, nos deja el color granate violáceo en degradación. Tiene un aspecto cromático más parecido a un vino joven que a un tinto de guarda con bastante tiempo en barrica como es el caso. La superficie del líquido es límpida y brillante, sin defectos, y tinta poderosamente las paredes de la copa con sus lágrimas que bajan con gran profusión a velocidad media después de agitar el contenido.

Aromáticamente, tiene una intensidad aromática media y, al agitar la copa, comienza algo cerrado, pero según va pasando los minutos se va abriendo en un agradable aroma a frutos rojos, entre los que podría destacar las cerezas muy maduras y dulces. En segundo plano, los aromas tostados de la madera de las barricas se entremezcla con toques de especias dulces, como el cacao, confundiéndose todos ellos en un fondo licoroso que a mi me encanta y me parece característico de los buenos vinos de Tempranillo. En retrogusto la madera toma un poco más de protagonismo todavía.

En boca, se trata de un vino que produce sensaciones homogéneas a nivel táctil en lengua y paladar, con una acidez bien controlada y presente que le da frescura, unos taninos muy pulidos, sedosos y golosos, un volumen y cuerpo notables y un agradable amargor que le da una nada despreciable longitud, esta vez recordándome a buenos Cabernet Sauvignon. La permanencia me parece más que suficiente.

Creo que su precio de alrededor de 20 € está bien valorado por parte de la bodega, dadas las características del producto, tanto en su presentación como en el contenido propiamente dicho. Me parece un vino que combina muy bien con estofados y asados de carne tierna de ternera, y que puede funcionar muy bien con tapas elaboradas o menús degustación con varios tipos de platos y contrastes gustativos.

Le doy un muy buen 7,75/10, y me parece un vino muy recomendable para introducirnos en su Denominación de Origen. Seguro que con los años esta bodega continuará sorprendiéndonos con productos de calidad, dada su meteórica ascensión en la consideración de los expertos. No me extraña a buena puntuación de 94 que este vino ha obtenido en la Guía Peñín de 2.015.

viernes, 30 de octubre de 2015

Fusco - 2012

Hoy inauguramos la D.O. Ribeira Sacra en el blog con este vino tinto de la variedad Mencía, producido por Bodegas Albamar: el Fusco de la añada de 2.012.

Como es costumbre, primero hablaremos un poco sobre la D.O. para ponernos en situación.

La Ribeira Sacra se encuentra en una zona que comprende el sur de la Provincia de Lugo y el norte de la de Orense, en la Comunidad Gallega, en las riberas de los ríos Cabe, Sil y Miño. A pesar de que en un principio se pensó que el nombre de la zona provenía de la gran cantidad de Monasterios establecidos en su territorio, más adelante algunos historiadores han demostrado que tiene una traducción más probable como "Robledal Sagrado", siendo lo sagrado más relativo a antiguas tradiciones celtas que cristianas.

Aunque existe constancia de la existencia de vides antes de los romanos, a estos se les adjudica el desarrollo de la viticultura en la zona, con la construcción de bancales o terrazas colocadas en las escarpadas laderas a orillas del SIL donde plantaron las primeras vides que convivirían con las ya existentes especies silvestres. Dice la leyenda que los vinos de la zona eran demandados por los césares romanos, exportándose parte de la producción a la sede del Imperio. Como en tantas otras zonas de nuestra península, el relevo de los romanos fue asumido por los monjes de las ermitas y monasterios que a partir del S. VI empezaron a poblar la zona. Así la industria del vino continua desarrollándose hasta convertirse en uno de los principales motores económicos de la zona, hasta finales del XIX, cuando sufre el ataque de la filoxera, aunque realmente el impacto no fue tan dramático aquí. La solución de los portainjertos permite volver a retomar la vitivinicultura, primero para autoconsumo y más tarde para su comercialización a granel. Así siguió desarrollándose hasta que en 1.996 se crea la D.O. Ribeira Sacra, cuyo Consejo Regulador se estableció en la localidad de Monforte de Lemos, a unos 60 km al sur de la ciudad Lugo y a unos 50 al noroeste de Orense, las dos capitales de las provincias que contienen las tierras de esta D.O.

Fuente: myperfectwine.wordpress.com

Hoy en día la D.O. Ribeira Sacra abarca unas 2.500 ha. y unas 50 bodegas están certificadas por el Consejo Regulador, con una producción anual que ronda los 3 millones de litros y casi 200 marcas comerciales amparadas.

Fuente: www.lavozdegalicia.es
Fuente: www.casadulcinea.com

Las empinadas pendientes en las que se encuentran los bancales hacen imposible cualquier intento de mecanización del cultivo y la recogida de la vid, es por ello que se ha dado en llamar "viticultura heroica" a las labores en esta D.O.

El Reglamento del Consejo Regulador establece las variedades de uva que se pueden utilizar en los vinos (blancos y tintos) amparados por la D.O.: 
  • Las variedades tintas preferentes de la zona son las autóctonas Mencía, Branzellao, Merenzao, y además el Tempranillo, Sousón y Caíño Tinto. Son autorizadas la Garnacha Tintorera y la Mouratón.
  • Las variedades blancas son Albariño, Loureira, Treixadura, Godello, Doña Branca y Torrontés.
También establece las características analíticas y organolépticas como: el grado alcohólico, la acidez, el dióxido de azufre, así como las diferentes características a nivel visual, olfativo y gustativo.

En cuanto a las prácticas enológicas permitidas, los vinos de esta D.O. están divididos en Ribeira Sacra y Ribeira Sacra Summum, teniendo los primeros un contenido de uvas preferentes superior al 70% y los segundos, en el caso de los tintos, al menos un 85% de variedades preferentes, y al menos un 60% del total correspondiente a la variedad Mencía. Los tintos con el término "barrica" deberán haber pasado un mínimo de 6 meses de crianza de 500 l de capacidad máxima (3 meses y 600 l para los blancos). El rendimiento de los mostos no pueden ser superiores a los 65 l por cada 100 kg de uva, siendo este dato inferior al de otras D.O., que se encuentran entre los 70 y 75 l. Está limitado el uso d ciertos tipos de prensas para obtener los mostos que darán lugar al vino.

Por su parte, Bodegas Albamar es una bodega familiar que funciona desde hace 25 años. Inicialmente dedicada a la elaboración de vinos de la variedad Albariño, es a partir de 2.006 cuando Xurxo Alba toma las riendas del negocio, lo bautiza con su nombre actual y profesionaliza la actividad de la bodega dedicándose a tiempo completo a ella, aumenta la gama de sus vinos (inicialmente Albamar) con dos marcas de Albariño más (Alma de Mar y Pepe Luis), todos ellos integrados en la D.O. Rías Baixas; y nuestro Mencía de hoy con uvas procedentes de las montañas de la Ribeira Sacra en laderas de más de 45º de inclinación.

El Fusco de 2.012 se elabora con uvas seleccionadas de los viñedos más antiguos de la zona (no se especifica la subzona específica), se despalillan los racimos y se maceran las uvas durante 30 días (no se especifica la temperatura) con 4 remontados diarios. Tras ese tiempo se descuba, se prensa y se realiza la fermentación maloláctica, se clarifica, se filtra y se embotella. Se trata, pues, de un vino joven, sin crianza. 

Aunque no se especifica en la web de la Bodega, he sabido gracias a los amigos del blog Vino y se Quedó que Albamar tiene viñedos en alquiler en las poblaciones de Santa María de Nogueira y Ferreira de Pantón. También tienen allí una bodega en alquiler donde elaboran, además de nuestro vino de hoy, el Fusco Edición Especial Laias "Floreano". Esto explica como el vino está acreditado como Summum en a D.O. Ribeira Sacra.

El producto se presenta en una elegante botella borgoñesa de color caramelo oscuro, con una única etiqueta blanca, que cubre casi toda a circunferencia del cuerpo de la botella, y e que en la parte fronta muestra el logo de la bodega en la parte alta, seguido por el nombre del vino en la parte central, en caracteres negros y la letra "o" es un punto rojo brillante, creando un interesante y llamativo contraste con el negro del resto de los caracteres y el fondo de la etiqueta, ideal para llamar la atención en el lineal de un supermercado o tienda especializada. Debajo del punto aparece el dibujo de un lobo auyando en las laderas de montañas cuyos trazos se extienden hacia el lateral derecho de la etiqueta, que termina en ese extremo con la mención a la procedencia de las uvas con que se elabora el vino, las temperaturas de consumo óptimo y el grado alcohólico del 12,5% en volumen así como el contenido de 75 cl de la botella. En el extremo izquierdo de la etiqueta aparecen los datos de la bodega y la mención a la D.O. a la que pertenece el vino.


Visualmente, el Fusco 2.012 (añada calificada como Muy Buena por el Consejo Regulador), nos muestra un color cereza oscuro, con ribete que en sus reflejos color violeta nos confirma que se trata de un vino joven. La superficie es brillante y aparece sin defectos visuales o impurezas. Nos deja al agitar la copa múltiples lágrimas con una caída más bien rápida, como es de esperar en un vino ligero y con un contenido alcohólico no muy alto.

En nariz, se trata de un vino con intensidad aromática media-baja a copa parada. Al agitar la copa, se manifiestan en primera instancia aromas de frutos rojos silvestres, no demasiado maduros, seguidos de inmediato por notas vegetales y herbáceas bastante claras e intensas, de forma tal que invaden la fruta inicial. Quizá destacables entre ellas son las notas oliváceas. Un cierto toque balsámico fresco, así como una marcada mineralidad, cierran el círculo aromático de este vino que, en mi opinión, ofrece sensaciones distintas, pero no menos agradables, que otros vinos de Mencía que he probado, más frutosos y florales que este.

En retrogusto el tinte vegetal cobra claro protagonismo sobre una componente balsámica final.

En boca, se trata de un vino ligero, de cuerpo medio, con acidez bastante bien controlada, taninos amables, aterciopelados, una longitud bastante buena dado el agradable amargor que posee, y una permanencia que calificaría de media-baja.

En suma, me parece un buen producto, bien presentado, que a su precio de unos 8,5 € creo que está bien valorado. Me parece que con arroz (con lo que yo lo probé), tapas variadas, pollo en salsa puede quedar bastante bien.

Le doy una calificación de 7/10.

domingo, 18 de octubre de 2015

Valbuena 5º - 2009

Hoy el blog se viste de etiqueta para hablar sobre un vino elaborado por uno de los buques insignia de la armada enológica española: Bodegas Vega Sicilia y su tinto Valbuena 5º de la añada de 2.009.

Eloy Lecanda fundó, en 1.864, la mítica bodega en los terrenos de unas 2.000 ha que su padre D. Toribio Lecanda compró al Marqués de la localidad vallisoletana de Valbuena de Duero, a unos 40 km de la capital de la Provincia, y en pleno corazón de la zona dorada de la D.O. Ribera de Duero.

Las primeras vides fueron plantadas con sarmientos de las variedades Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir que D. Eloy compró en Burdeos. De sus frutos nacieron los brandies que fueron los primeros productos de la bodega, que rápidamente fueron reconocidos internacionalmente, al punto que en 1.880 recibió la Gran Cruz de Isabel la Católica.




Fuente: www.revistaadega.uol.com.br


En 1.904, la importante familia vallisoletana Herrero se hace con la bodega, que la cede en alquiler a D. Cosme Palacio, que trae al enólogo Domingo Garramiola "Txomin" que realiza un gran esfuerzo por modernizar la vinificación y remodelar las instalaciones de la bodega según las modernas técnicas traídas de Burdeos a la zona de La Rioja, de donde proceden estos personajes. El resultad es la aparición de las primeras añadas del Vega Sicilia y del Valbuena. Las primeras añadas solo se distribuyeron a mode de presente para los buenos amigos de la bodega, en su mayoría pertenecientes a la burguesía o la aristocracia de la época, de allí el aura de exclusividad que se creo en torno a ellos desde el principio.

Fuente: www.bodeboca.com


El primero de los premios importantes para los vinos de Vega Sicilia llega para las añadas de 1.917 y 1.918 en la Expo Mundial de Barcelona de 1.929. A la muerte de Garramiola, queda a cargo de la bodega su delfín Martiniano Renedo. En 1.951, la familia Herrero vende la bodega a la familia Prodes, y en 1.956 otro de los grandes personajes de la bodega, Jesús Anadón (promotor de la D.O. Ribera del Duero), es nombrado director, puesto en el que permanece durante varias décadas. Siguen años en los que la bodega es renovada y modernizada casi en secreto con el capital de un venezolano llamado Miguel Neumann, quien en 1.982 la vende a la familia Alvarez (fundadores del Grupo de Servicios y Limpieza Eulen), y rápidamente incrementa la superficie del viñedo desde las 80 a las 200 ha. La producción de la bodega se ha mantenido estable entre las 100.000 y 300.000 botellas (según la calidad de la añada) desde hace mucho tiempo, ya que sigue primando la calidad por sobre cualquier otro aspecto, al mando del consejero delegado Pablo Alvarez y de los enólogos Javier Ausás y su hermana Mercedes, que tomaron el testigo del anterior director técnico Mariano García, sucesor a su vez de Jesús Anadón.

La familia Alvarez creó el Grupo Tempos Vega Sicilia, con posteriores creaciones y adquisiciones de bodegas, y hoy en día está compuesto por Bodegas Vega Sicilia y Alión en Ribera del Duero, Bodegas Pintia en Toro, Bodegas Oremus en Tokaj (Hungría) y Bodegas Benjamín Rostchild-Vega Sicilia en Rioja, con una producción total que alcanza el millón y medio de botellas al año.

La casa produce hoy tres vinos: El Vega Sicilia Unico, Vega Sicilia Unico Reserva Especial (vino sin añada, producido por el método de soleras similar al de los vinos de Jerez) y nuestro vino de hoy: el Valbuena 5º Año.

El Valbuena está compuesto mayoritariamente de la variedad Tempranillo, procedente de viñas más jóvenes que en el caso de los Unico, y con una componente de Merlot que varía según la añada. En el caso de la de 2.009 esta componente fue de aproximadamente el 5%. Tanto la maceración como la fermentación se realizan en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada. La crianza de este vino es de 5 años en total (de ahí su nombre) entre tinos de 20.000 l (los 5 primeros meses) y 16 meses en barricas de madera de roble americano y francés de 225 l  y posteriormente en botella en 2.011.



























El producto se presenta en una botella bordelesa de color verde oscuro, personalizada con el escudo de la bodega en relieve en el cuello y el nombre de la misma cerca de la base, en la misma vertical de la etiqueta principal, que es rectangular y de fondo blanco. Esta etiqueta muestra el nombre y escudo de la bodega en la parte alta, seguidos a continuación por una dibujo de la fachada del edificio principal de la bodega en color rojo. Debajo del dibujo se aprecia el nombre del vino, la denominación de origen y los datos de la bodega. Más abajo, en un recuadro, aparece la mención a la producción de la añada, consistente en 179.859 botellas de 75 cl, 3.556 Magnum y 161 Doble Magnum, así como el número de la botella en particular. Por último, en la parte baja se aprecia el contenido de la botella y la graduación del vino del 14%.

La etiqueta trasera, rectangular, blanca y pequeña, se limita a mostrarnos la leyenda del contenido de sulfitos del vino y la mención a la bodega que lo elabora.

La añada de 2.009 fue calificada por el Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero como Excelente, y este vino esta calificado como "Cosecha 2.009", ni crianza, ni reserva.

El Wine Spectator de Robert Parker calificó a este vino con un 94 en la añada de 2.009, y la Guía Peñín con un 95.

Antes de empezar, trasvasé el vino a un decantador, donde permaneció durante unos 20 minutos, con una temperatura de servicio de unos 17º. No se observaron precipitaciones en el fondo del decantador, lo que hace suponer que el vino tiene una fase de filtrado en su proceso de elaboración.

Al verterlo en la copa, el vino nos presenta un color picota muy profundo y bastante cubierto, límpido y brillante, con reflejos achocolatados y ribete tirando a ocre. Multitud de lágrimas de caída más bien lenta se pudieron apreciar al agitar la copa.

De intensidad aromática media a copa parada, despliega inmediatamente después de agitarla un aroma que ya desde el principio se puede calificar de muy complejo, con una dominante inicial de frutos dulces muy maduros tanto rojos como negros, mezclados con especias dulces, cacao y tabaco, y maderas muy finas y delicadas al fondo. La característica aromática principal en mi opinión es la gran armonía entre los olores, que además se pueden considerar indisociables. El retrogusto nos muestra todas estas componentes con un agradable final balsámico.

En boca, pude apreciar una entrada bastante golosa, un cuerpo muy notable, taninos dulces, elegantes y suaves pero firmes. Acidez perfectamente integrada, y sobre todo una longitud longitud excelente y permanencia muy notable.

Lo tomamos con unas estupendas fabes que preparó mi mujer para la ocasión, y solo puedo decir que el acompañamiento fue perfecto. A veces los platos de cuchara son grandes olvidados en los consejos sobre maridajes de vinos tintos de calidad.

Sobre su precio de unos 97 €, podría decir que se trata de un producto especial que debe tener un precio diferenciado. Evidentemente, no es un vino que la mayoría de la gente pueda disfrutar todos los días, pero me parece que vale la pena, por ejemplo, adquirirlo entre dos o tres amigos y así poder intercambiar ideas sobre las sensaciones que produce. Desde luego, considero que es un buen regalo si se quiere agasajar a alguien que sepa apreciar un vino de gran calidad.

La calificación que le doy a este vino es de 9/10.

lunes, 12 de octubre de 2015

Finca Moncloa - 2012

Hoy tenemos un vino tinto de la Tierra de Cádiz, que me traje de la Visita a Bodegas González Byass: el Finca Moncloa de la añada de 2.012.

En el artículo sobre la mencionada visita, me enfoqué en las Bodegas jerezanas de Tío Pepe. Hoy conoceremos que González Byass tiene bodegas en otras localidades e importantes Denominaciones de Origen en España: Cava y Penedés (Vilarnau), Somontano (Viñas del Vero) y Rioja (Beronia) y Vinos de la Tierra de Castilla (Finca Constancia) y Vinos de la Tierra de Cádiz (Finca Moncloa).


En el caso del vino que hoy nos ocupa, es elaborado por Finca Moncloa, bodega que tiene como objetivo principal "recuperar la tradición casi olvidada de elaborar vinos tintos en la provincia de Cádiz", en particular  utilizando la variedad autóctona Tintilla de Rota. Con esta finalidad, en 2.012 el Grupo adquirió 12 ha en las proximidades de Arcos de la Frontera (hermoso pueblo blanco a unos 35 km al este de Jerez de la Frontera).


Fuente: www.fincamoncloa.com

Hoy en día los terrenos de la Bodega se han incrementado hasta las 42 ha donde se producen principalmente las variedades Cabernet Sauvignon y Syrah, junto con otras variedades como Tempranillo, Cabernet Franc, Merlot, Petit Verdot y unas 3 ha de la recuperada Tintilla de Rota.

La Bodega produce, además del Finca Moncloa, el Finca Moncloa Colección Barricas y el varietal 100% de Tintilla de Rota. Su proceso productivo se basa en un cuidado y control especial en las vides, la selección manual de los racimos y la utilización de modernos procesos de vinificación.

Hagamos ahora un breve inciso para hablar de la I.G.P. Vinos de la Tierra de Cádiz. Esta Indicación se autorizó en 2.011, y cubre 11 municipios de la Provincia.


Fuente: www.juntadeandalucia.es

Las variedades de uva autorizadas son:
  • Blancas: Chardonnay, Garrido Fino, Macabeo, Montúa, Moscatel de Alejandría, Palomino, Pedro Ximénez, Perruno, Riesling, Sauvignon Blanc y Verdejo.
  • Tintas: Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Syrah, Cabernet Franc, Merlot, Petit Verdot y Tintilla de Rota, Mollar Cano, Monastrell, Garnacha Tinta y Graciano.
Los rendimientos permitidos por esta IGP son bastante altos, de 14.285 kg/ha para las variedades blancas y 11.500 kg/ha para las tintas.

Las características físico-químicas limitan el contenido en alcohol, la acidez y el anhídrido sulfuroso.

Las prácticas enológicas están restringidas en lo que se refiere a los tipos de recipientes utilizados, así como las temperaturas de fermentación.

Se establecen las características organolépticas para los diferentes tipos de vino: blanco, blanco con envejecimiento, rosado, tinto joven y tinto con envejecimiento, cada uno de esos tipos subdivididos en secos, semisecos, semidulces y dulces.

Hablemos ahora sobre la poco conocida variedad Tintilla de Rota, variedad autóctona de la región y parte del coupage de nuestro vino de hoy. Esta variedad, que ya fue utilizada por Gonzalez Byass a mediados del S. XIX, casi se extiguió debido a la masificación del cultivo de las variedad Palomino con la que se elaboran los brandies y el Fino. Actualmente la empresa ha rescatado unas 3 ha de esta variedad con la que se elaboran vinos dulces muy peculiares cuando la vendimia es tardía y, en vinos tranquilos, se utiliza para aportar intensidad cromática y acidez. De hecho, estudios genéticos demuestran que es la misma variedad que la Graciano (utilizada en los coupages característicos de La Rioja) pero con diferencias morfológicas debido al distinto clima y las peculiares características del suelo de la zona.

El Finca Moncloa es un coupage de las variedades Syrah, Cabernet Sauvignon, Merlot, Tintilla de Rota y Petit Verdot, con uvas especialmente seleccionadas para su elaboración (solo una proporción de la vendimia total), con selección posterior en mesa de los racimos preseleccionados en el campo, maceración prefermentativa de 2-3 días a 13 ºC y y una crianza de 13 meses en barricas de roble americano y francés nuevas o máximo de segundo uso, en forma de monovarietales que luego se mezclan en el ensamblaje definitivo y a los que se añade un tiempo que ronda los 2 años en botella. Todo el proceso es supervisado por el enólogo José Manuel Pinedo.

La presentación del vino se realiza en una elegante botella bordelesa Imperiale de color caramelo, con una etiqueta frontal rectangular y pequeña, de color blanco roto, que contiene el escudo de armas de la bodega, el nombre del vino, su añada y la mención a su elaboración con uvas de viñedos propios. Todo ello sobre una serigrafía de una fotografía supongo que del pueblo donde se elabora.


La etiqueta trasera es rectangular, ocupando gran parte del cuerpo de la botella, del mismo color claro, que contiene, en la parte superior nuevamente el escudo y nombre de la bodega/vino, seguida de la mención al origen del vino por parte de la familia González. A continuación, en color rojo, se pueden observar las variedades de uva con las que está elaborado el vino. Posteriormente, la mención a la crianza y la limitación de producción a 44.176 botellas en la añada de 2.012. A continuación aparece un párrafo con una pequeña nota de cata. En la mitad inferior de la etiqueta se repiten los párrafos anteriores en inglés, y en la parte baja se muestran la mención a la I.G.P., los datos de la bodega y los contenidos de la botella de 75 cl y de alcohol de 14,5% en volumen.

A la vista, el Finca Moncloa muestra un color rubí bastante atractivo, brillante y sin defectos, con un ribete que tiende al granate, en una capa media. Deja, después de agitar la copa, multitud de gotas de caída más bien lenta, como corresponde a su contenido en alcohol y, seguramente, de glicerina.

A copa parada, tiene una intensidad olfativa media, y al agitarla despliega una gran variedad de aromas frutales maduros, tanto de frutas rojas como negras, que se combinan con finas notas balsámicas provenientes de su estancia en madera y, seguramente, del contenido de Cabernet Sauvignon, y además toques de especias dulces, probablemente provenientes de su parte de estancia en el roble americano, y también diría que algo de pimienta. La Syrah se hace presente con unas notas florales bastante definidas entre la complejidad de los aromas anteriormente mencionados.

En boca, se trata de un vino delicado, amable y elegante, con menor cuerpo que el que le suponía por su denso lagrimeo en el tránsito por las paredes de la copa. Produce una activación homogénea de papilas y paladar, aunque podría decir que la zona del dulce es ligeramente predominante. Los taninos son aterciopelados, supongo que bastante domados por el tiempo en botella, y bastante golosos. Tiene una acidez bastante bien equilibrada y un punto delicado de amargor que le aporta una buena longitud. La permanencia es más que suficiente, y se manifiesta una retronasal donde las frutas muy maduras vuelven a resultar protagonistas, junto con las notas balsámicas y de especias dulces.

Es un vino que entra muy bien con carne a la plancha y creo que también con platos de cuchara debe resultar muy agradable.

Su precio de 17 € me parece un poco por encima de lo que me gustaría pagar por este producto, quizá algo por encima de los 12-13 € me resultaría más adecuado.

Le pongo una buena nota de 7,5/10. Me parece un vino muy agradable y una buena forma de introducirnos en los vinos de esta tierra más conocida por sus vinos Finos, Generosos y Brandies.