Translate

domingo, 11 de septiembre de 2016

PQ Primicia - 2013

Hoy comentaremos un vino de la D.O. Ribera del Guadiana: el tinto PQ Primicia, de la añada de 2.013.

Sobre la extremeña D.O. Ribera del Guadiana hablamos con anterioridad en la entrada del Los Balancines, con el cual pudimos comprobar que esta tierra es capaz de darnos excelentes vinos, como también podremos comprobar este de hoy.

El vino es producido y embotellado por Viñas de Alange, S.A., en la localidad de Alange, a unos 80 km al este de la capital de la Provincia: Badajoz.

Esta bodega pertenece al conocido Grupo Alvear, cuya historia arranca en Trasmiera, Burgos, A principios del S. XVI se traslada a Nájera (La Rioja). Allí Juan Bautista García de Alvear y Garnica fue alcalde, y posteriormente fue destinado a Córdoba como administrador de Rentas Reales. Allí nace Diego de Alvear y Escalera, el primer integrante de la saga vitivinícola. Diego se traslada a Montilla y construye la Bodega Alvear en 1.729. Sus propiedades y producción van aumentando hasta que a finales de siglo lleva un cargamento de vinos a Inglaterra. Destaca en la saga la persona de Carlos Billanueva, asistente de Diego Alvear y Ponce de León, descendiente del primer Diego, que vino e Argentina y forjó la gran relación de esta bodega con aquellas lejanas tierras. De sus iniciales nace el Fino C.B., marca centenaria y más reconocida de la casa, elaborada con las mejores uvas procedentes de los pagos de uva Pedro Ximénez que posee la empresa en la Sierra cordobesa de Montilla y Moriles. A través de los siglos la Bodega ha mantenido su carácter familiar, estando hoy en manos de la octava generación. Hoy en día la bodega vende en el exterior el 40% de su producción a 25 países, entre los que destacan Gran Bretaña, Holanda, Japón, Canadá y Australia.

En colabroración con la familia Losada Serra, los Alvear fundan la bodega Viñas de Alange, en medio de la Finca Palacio Quemado, de 4.000 ha con viñedos de diferentes variedades. Desde 2.010, la bodega hace una restructuración, encargándose el grupo Envínate, a través de los conocidos enólogos Roberto Santana, Alfonso Torrente, Laura Ramos y José Angel Martínez. Desde enero de 2.015 forma parte de la Asociación Grandes Pagos de España, que defiende y propaga la cultura del Vino de Pago, producido en un terruño específico que refleja la personalidad de su suelo y clima.

Fuente: www.grandespagos.com

Aparte de nuestro vino de hoy, la bodega comercializa los siguientes vinos:

- Palacio Quemado Tempranillo
- Palacio Quemado Crianza (100% Tempranillo)
- Palacio Quemado Reserva (70% Tempranillo y 30% Cabernet Sauvignon)
- Palacio Quemado La Zarcita (ensamblaje de diferentes variedades sin especificar por la bodega)
- Palacio Quemado Los Acilates (ensamblaje de variedades de la parcela Los Acilates, sin especificar)

El PQ Primicia es un vino 100% Tempranillo, con pequeña mezcla de Garnacha y Syrah, de uvas seleccionadas procedentes de la Finca Palacio Quemado, con fermentación alcohólica y maloláctica realizada en depósitos de acero inoxidable, y 4 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés. La Guía Peñín le otorga 90 puntos.

La comercialización del producto se realiza en botella bordelesa tradicional de color caramelo oscuro, con una etiqueta frontal blanca, pequeña y casi cuadrada, en cuya zona central aparece el nombre y añada del vino, con los caracteres "PQ" en color cobre y encuadrados, y el resto en negro. Abajo de esto se menciona el nombre del Grupo Alvear y se hace mención a la D.O., también en caracteres cobrizos.

La etiqueta trasera es de color blanco, rectangular y tampoco demasiado grande, y en ella se observa en la parte alta el nombre y añade del vino con el mismo diseño que la frontal, aunque en gris y negro, seguido de un par de párrafos donde se habla de la filosofía de elaboración del vino y una pequeña nota de cata. Es una presentación sencilla y de calidad.


Al escanciarlo en la copa, nos encontramos con un líquido de color cereza oscuro, de capa alta, con ribete granate con reflejos violáceos que nos hablan de la juventud del vino. Su superficie es brillante y libre de defectos. Al agitar la copa, produce multitud de finas lágrimas de caída paralela, a una velocidad más bien rápida.

Olfativamente, a partir de una intensidad aromática media a copa parada, ofrece al agitarla una inmediata y agradable explosión de frutos rojos muy maduros y dulces, entre los que destacaría las cerezas, seguida de notables efluvios de maderas finas y balsámicas maderas, muy bien integrados en el bouquet, que se completa con toques especiados dulces, como regaliz, e incluso algo anisados.

En retrogusto las finas maderas cobran incluso un poco más de protagonismo, y se igualan a la exhuberante frutosidad de la fase olfativa.

En boca, se trata de un vino muy homogéneo en papilas y lengua, bien controlada acidez que lo hacen fresco en combinación con sus componentes balsámicas, un cuerpo más bien ligero y, sobre todo, unos taninos muy dulces, amables y estructurados, que hablan muy bien de la calidad de la uva y de su procesado en la extracción del mosto. Tiene una longitud suficiente gracias a un agradable amargor, y una permanencia media, también suficiente en combinación con alimentos adecuados.

Lo tomamos con carne de cerdo a la sal, y la verdad es que funcionó perfectamente.

Por un precio de alrededor de 7 €, me parece una muy buena elección si nos queremos salir de las D.O. tradicionales.

Le doy un buen 7,5/10, y os recomiendo que compreis alguna botella si lo veis en algún comercio. Segundo vino que pruebo de esta D.O., y segundo que me gusta bastante.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Intramurs - 2014

Hoy traigo al blog un vino tinto de la D.O. Conca de Barberá, una de las Regiones que me faltaba por presentar: el Intramurs, de la añada de 2.014.

La bodega que lo elabora es Abadía Poblet, que pertenece al importante Grupo Codorníu Raventós, del cual hablamos extensamente hace unos meses en la entrada del vino Castell de Raimat.

Abadía Poblet nace del acuerdo entre la comunidad monacal cisterciense de Poblet (localidad situada a unos 50 km al norte de la capital de la Provincia de Tarragona) con el mencionado Grupo vitivinícola para retomar la tradición de elaboración de vinos que trajeron los monjes desde la Borgoña en el S. XVI. En los años '80 del S. XX el Grupo Codorníu acordó la explotación del viñedo de la comunidad monacal del Real Monasterio de Santa María de Poblet (que data de 1.151) y, después de años de mejora de las plantaciones y asentamiento de las viñas, construyó en el 2.000 la bodega que elabora los vinos de la explotación, principalmente a partir de la variedad Pinot Noir, de la que la bodega es referente a nivel nacional e internacionalmente reconocida.

Los vinos que elabora la Bodega, bajo la dirección del enólogo Josep María Gil, son:

- Abadía de Poblet: 100% Pinot Noir
- Intramurs de Poblet Negre: Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon
- Intramurs de Poblet Blanc: 100% Chadonnay
- Les Masies de Poblet: 100% Pinot Noir

Fuente: www.taulaseleccio.com

Como es tradición para las D.O. que estrenamos en el blog, hablaremos de la D.O. Conca de Barberá.

Esta D.O. es una de las múltiples áreas de elaboración de vinos en Cataluña. Como en muchas otras regiones de la Península Ibérica, sus antecedentes vitivinícolas se remontan a la época romana, perdiéndose posteriormente durante la ocupación musulmana. La reconquista de esos territorios por parte del cristiano Reino de Aragón, fomentó la recolonización de los territorios por parte de monjes cistercienses en el S.XII d.C., que fundaron el Monasterio de Santa María de Poblet, y los Caballeros Templarios que se establecieron en Barberá. Las técnicas de elaboración del vino que trajeron los religiosos han perdurado hasta nuestros días. Un nuevo esplendor se alcanzó a finales del S. XVIII y la primera mitad del S. XIX. La plaga de la filoxera frenaría ese esplendor, pero los viticultores de la comarca, por medio de asociaciones cooperativistas pioneras en España, se esforzaron por recuperar el viñedo y en 1.903 construyeron la primera bodega cooperativista del Estado Español.

Fuente: www.doconcadebarbera.com

La D.O. se estableció en 1.985, con su primer Reglamento, que fue modificado posteriormente en 1.989. Actualmente cuenta con 22 productores asociados. Se vendimian anualmente unos 15 millones de kg de uva, el 60% de variedades blancas.

Las variedades de uva reconocidas por la D.O. son:

Blancas Preferentes: Parellada, Chardonnay, Garnacha Blanca, Chenin, Moscatel de Grano Menudo , Sauvignon Blanc y Macabeo

Blancas Autorizadas: Moscatel de Alejandría

Tintas Preferentes: Trepat (autóctona), Tempranillo o Ull de Llebre, Monastrell, Garnacha, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Cariñena o Samsó, Pinot Noir y Syrah.

La densidad de plantación autorizada se encuentra entre 2.000 y 4.500 cepas/ha con una producción máxima de 120 Quintales métricos/ha. El rendimiento de mosto no podrá sobrepasar los 70 l por cada 100 kg de uva.

Los tipos de vino autorizados son:

- Vino espumoso
- Vino de aguja
- Vino rancio de Conca de Barberá
- Mistela de la Conca de Barberá
- Vino dulce natural de la Conca de Barberá

En el pliego de condiciones se establecen las características organolépticas que deben cumplir cada uno de los tipos de vinos, así como las características físico-químicas como acidez, contenido de azúcar, anhídrido sulfuroso, alcohol y gas carbónico. Se clasifican los vinos espumosos dependiendo su contenido en azúcar. Los vinos se clasifican también según los tiempos de crianza.

Por su parte, nuestro vino de hoy, el Intramurs tinto, de la añada de 2.014, calificada como 'Buena' por el Consejo regulador de la D.O., es elaborado con las variedades Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon. Hay poca información sobre el proceso de elaboración del vino en la web de la bodega, salvo que su vinificación se realizó en depósitos de acero inoxidable, con maceración prefermentativa a baja temperatura para potenciar su carácter frutal y fermentación a temperatura controlada. No dice nada de crianza, aunque en algunas páginas he visto que tiene 4 meses de permanencia en barricas de roble francés.

El vino se comercializa en una botella borgoñesa de color verde oscuro, con una ancha etiqueta blanca que muestra el nombre del vino, y cuya parte izquierda ocupa una artística letra "P", trazada con lazos multicolores. En la parte baja de la derecha de la etiqueta aparece el nombre del vino en atractivos caracteres inclinados en forma itálica, y a continuación el nombre de la bodega y la añada del vino, para terminar con la mención a la D.O.

La etiqueta trasera es también blanca y grande, y en la parte superior aparece de nuevo el nombre del vino, a continuación la mención a la D.O. La zona central está ocupada por tres párrafos que explican, en catalán, español e inglés, el origen monacal de la elaboración del vino. En la parte inferior izquierda aparecen el volumen de la botella de 75 cl y el contenido en alcohol del 13%, para terminar con los datos de la embotelladora, Conilisa, en Sant Sadurní D'Anoia.

Me parece una presentación sencilla, correcta y que da cierto toque de distinción al producto.


























A la vista, nuestro vino de hoy presenta un hermoso color guinda, límpido y brillante, de capa media-alta, con ribete tendiendo a un hermoso color púrpura, que da la medida de la juventud del vino.

Su intensidad aromática a copa parada en media, y la agitación de dicha copa produce efluvios con claras dominantes frutales de frutas rojas maduras, como fresas y frambuesas, con cierta complejidad procedente de notas especiadas dulces y secas, regalices y ligeros toques de pimienta, en mi opinión.

El recuerdo en el postgusto sigue siendo bastante frutal.

En boca, se trata de un vino homogéneo, con taninos vivos pero agradables como cabría esperar de su juventud y de la frutalidad de su olfato, de cuerpo medio, y una longitud y permanencia que a mi se me antojan suficientes. Su equilibrada acidez le da un toque fresco bastante agradable.

Me parece un vino que encaja bien con la típica butifarra catalana, y se me antoja que con carnes de aves en salsa puede encajar muy bien también.

Su precio de 8 € está bien ajustado a la calidad que ofrece, y es una buena selección de esta poco conocida D.O.

Le doy una nota de 7/10.

sábado, 20 de agosto de 2016

Finca Elez - Crianza 2007

Hoy os presento un Vino de Pago, de la D.O. Finca Elez: el Finca Elez de la añada de 2.007.

Sobre las D.O. Vinos de Pago hablamos en la entrada del Las Ocho de Chozas Carrascal. Allí podíamos ver que existen actualmente 15 Fincas con esta clasificación.

Finca Elez fue fundada por D. Manuel Manzaneque en la localidad de El Bonillo, en una parcela de 40 ha a 1.080 m de altura obre el nivel del mar en el corazón de la Sierra de Alcaraz, a unos 80 km al oeste de la capital de la Provincia de Albacete, en la Comunidad de Castilla La Mancha. La explotación posee tres de las más reconocidas variedades francesas: Cabernet Sauvignon con plantones traidos desde Burdeos, Chardonnay de Borgoña y Syrah del Ródano, así como la variedad Tempranillo. La bodega se haya al lado de la finca, por lo que los traslados después de la vendimia son mínimos.

Fuente: www.lavinoteca.info

Fuente: www.directoalamesa.com

Manuel Manzaneque es un reconocido actor de cine y director de teatro, fundador de la conocida compañía teatral Tirso de Molina y fundador del Teatro Espronceda en Madrid. Junto a su hija Sofía, Gerente de la Bodega, han llevado a cabo el proyecto vitivinícola del cual hablamos hoy.

Los vinos que produce y comercializa la bodega hoy en día son:

- Escena: Tempranillo de las vides más viejas.
- Nuestro Syrah
- Nuestra Selección: Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Merlot
- Finca Elez Crianza: Cabernet Sauvignon, Merlot y Tempranillo
- Chardonnay, Chadonnay Especial y Chadonnay Joven
- Tempranillo - Cabernet Sauvignon

El Finca Elez Crianza, ganador dos veces de la Medalla de Plata en Vinalies París, es un coupage de las variedades Cabernet Sauvignon, Merlot y Tempranillo. Después del despalillado, la maceración en frío y fermentaciones a temperatura controlada (sobre las cuales no pude encontrara demasiados datos en la web de la bodega o en otros sitios especializados de internet). La crianza se realiza durante 14 meses en barricas de roble francés.

Este vino fue calificado con 88 puntos por la Guía Peñín y 90 por Robert Parker y la Guía Repsol.

El vino se comercializa en una botella bordelesa tradicional, de color caramelo, con una etiqueta rectangular de color negro brillante, que ocupa casi todo el cuerpo de la botella. En la parte alta de la etiqueta se observa una especie de borrón en color plata, logo de la bodega, y luego hay un gran espacio vacío hasta la parte baja, en la que se puede observar el nombre del creador de la bodega, el nombre de la misma y la mención a la D.O. La etiqueta trasera es también negra, un poco más pequeña, y contiene un breve párrafo descriptivo del Pago, en inglés y español, seguido de la mención a las variedades que componen el vino y el tiempo de crianza. En la parte baja se muestran los datos de la bodega y los contenidos de la botella de 750 ml y 14,5% de alcohol en volumen. Por último, la mención a la D.O. Pago de Finca Elez.

Revisando las imágenes de otros vinos de la bodega, puedo observar que no tienen un patrón definido de diseño de las etiquetas. También puedo observar que la de este vino es la más floja del grupo, el peso visual de la imagen está mal repartido, y en general no da la sensación de presentarnos un producto de calidad.


























El vino, con una superficie brillante y sin defectos visuales, nos presenta un hermoso color cereza oscuro, con un ribete que degrada al granate, con ciertos reflejos teja que hablan de su tiempo de crianza. Produce multitud de lágrimas con una caída más bien lenta por la pared de la copa, dando la sensación visual de densidad que luego se confirmará en boca.

En nariz, el vino tiene una intensidad media a copa parada, y la primera sensación al agitarla es una gran presencia frutal de frutos rojos maduros, yo diría que la frambuesa dulce es quizá la dominante, aunque. A continuación viene una segunda oleada de aromas, esta vez más relacionados seguramente con la componente de Cabernet Sauvignon, como son las notas vegetales, en esta ocasión con el componente mediterráneo del clima en el que se encuentra la finca. La tercera oleada viene son los aromas secundarios procedentes de su crianza, en esta ocasión achocolatados y dulces.

En retrogusto, la madera toma cobra un mayor protagonismo, pero siempre bien integrada en la complejidad aromática del vino, muy agradable en mi opinión.

En boca, se trata de un vino muy homogéneo en toda su extensión, con acidez muy bien controlada, con un cuerpo notable dado por su untuoso tacto, unos taninos muy agradables, sedosos, dulces y redondos. La longitud y permanencia son suficientes, aunque me hubiera gustado quizá un poquito más de esta última dado lo agradable de su retrogusto.

Es un vino que me parece muy adecuado para platos de carnes suaves como perdiz o codorniz, no demasiado condimentadas. Quizá con arroces con carne y ternera a la plancha de un buen resultado también.

Su precio de alrededor de 10 € me parece ajustado al producto.

Le doy una nota de 7/10, y me parece recomendable para una cata con amigos aficionados que busquen algo que se salga de las Denominaciones de Origen tradicionales.

domingo, 7 de agosto de 2016

Barbazul - 2013

Hoy tenemos un Vino de la Tierra de Cádiz: el tinto Barbazul, de la añada de 2.014. elaborado por Huerta del Albalá, S.L., en la localidad de Arcos de la Frontera, a unos 65 km al noreste de la capital de la Provincia, la famosa 'Tacita de Plata'.

Sobre los Vinos de la Tierra de Cádiz ya hablamos en la entrada del Finca Moncloa, por lo que en esta entrada nos enfocaremos en la Bodega que lo elabora. Fue fundada por el empresario valenciano Vicente Taberner Carsi, en 2.006, sobre los terrenos que había adquirido en 2.001, y contaba en un proncipio con 91 ha de viñedos, de las cuales 75 ha eran de las variedades tintas Syrah (60%), Cabernet Sauvignon (10%), Merlot (20%) y Tintilla de Rota (10%), en terrenos que ya se dedicaban a la viticultura en la época romana. En 2.010 compró 160 ha de viñedos al Grupo Osborne, para introducirse en la D.O. Marco de Jerez, con la variedades blancas Palomino y Chardonnay.

 Fuente: www.tabernabarbazul.com

Las instalaciones de la bodega ocupan una superficie de 4.500 m2, y fue diseñada por el arquitecto Mariano Taberner Montoro, en disposición de Chateau francés, y con estilo arquitectónico de los cortijos andaluces. Las instalaciones se dividen en dos salas: las de producción del Barbazul y el Taberner, y la de producción del Taberner No. 1 y el Barbarosa. en la primera la fermentación se realiza en tanques de acero inoxidable a temperatura controlada, y en la segunda se utilizan barricas de roble francés Allier.

Para la crianza, la bodega cuenta con unas 1.600 barricas, todas de roble francés provenientes de diversas y reconocidas tonelerías. La bodega mezcla las más modernas técnicas de viticultura y vinificación con métodos tradicionales para dar la más alta calidad a sus productos.

Los vinos que produce la bodega son:

- Taberner No. 1: unas 10.000 botellas/año. Es el vino de mayor calidad de la bodega, y es monovarietal de Syrah.

- Taberner: unas 130.000 botellas/año. Monovarietal de Syrah.

- Barbazul Tinto: unas 200.000 botellas/año en total para esta familia. Varietal de Tintilla de Rota, Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot.

- Barbazul Rosado: Monovarietal de Syrah. Parece que este ha sutituido al antiguo Barbarosa.

- Barbazul Blanco: Monovarietal de Chardonnay.

Nuestro vino de hoy, el Barbazul tinto de 2.013, procede de la selección manual de uvas de viñedos propios de la bodega, cosechadas manualmente. Tanto la fermentación alcohólica como la maloláctica se realizaron en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada, y la crianza se realizó en barricas de roble francés durante 5 meses. Se trata, por lo tanto, de un vino joven.

El producto se presenta en una botella borgoñesa de color caramelo oscuro, con una pequeña etiqueta frontal blanca con los trazos que asemejan la silueta de un caballo en trazos rojos y relieve en el papel y, debajo de ella, simplemente el nombre del vino con la 'B' en color rojo destacando del resto de caracteres en negro.

La etiqueta trasera es igualmente pequeña y blanca, con el nombre y la añada del vino en primer término, seguida de la mención a la Región de la que proviene, y por último, a la izquierda, el contenido en alcohol de 14,5% y volumen de la botella de 750 ml y en el centro los datos de contacto de la bodega.

Me parece una presentación sumamente atractiva desde su sencillez y elegancia, un producto bien diseñado.



Visualmente, el vino se corresponde con las características de un vino joven, con un color picota oscuro, de capa media y superficie brillante y limpia, con un ribete que tiende a granate con hermosos reflejos violáceos. La agitación de la copa produce finas y múltiples lágrimas de caída más bien veloz.

Aromáticamente, es un vino de intensidad media a copa parada, y que inmediatamente después de agitarla nos proporciona intensos aromas frutales, que yo asimilaría más bien a la fruta negra madura y dulce, yo diría que con una ligera dominante a higos, seguida por una notable componente herbácea que apunta a su contenido en Cabernet Sauvignon. Al fondo se pueden apreciar ligeros toques especiados, como de pimienta negra, que hacen el conjunto agradablemente complejo.

En retrogusto las notas herbáceas toman la delantera sobre un fondo frutal.

En boca, se trata de un vino homogéneo, de acidez controlada, con taninos vivos que nos recuerdan la juventud del vino.  Posee una longitud aceptable y permanencia suficiente para un vino de su categoría.

Su cuerpo ligero y frescor lo hacen recomendable para su combinación con arroces y carnes no muy grasas, a una temperatura fresca para ingerirlo más bien en verano, diría yo. De hecho, echando un vistazo a notas de cata de diferentes páginas en internet, su temperatura de servicio se establece entre 14 y 16ºC.

El vino tiene un precio acorde con su propuesta, de unos 7 €, lo que lo hace recomendable para una cena de verano con amigos aficionados que deseen probar algo distinto de lo habitual.

Le doy una buena nota de 7,25/10.

sábado, 23 de julio de 2016

Gran Solorca - Gran Reserva 2009

Hoy inauguramos el casillero de Grandes Reservas en el blog, específicamente con este vino de la D.O. Ribera del Duero: el Gran Solorca, de la añada de 2.009. La Bodega que lo elabora y comercializa es Viña Solorca, S.L., ubicada en la localidad de Roa, a unos 85 km al sur de la capital de la provincia, y aproximadamente a 25 km de dos de las localidades emblemáticas de esta D.O., como son Aranda de Duero y Peñafiel.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de esta reconocida D.O., por ejemplo en la entrada del Pruno. Simplemente me gustaría añadir que, según el Reglamento del Consejo Regulador de esta D.O., los vinos Gran Reserva deben tener un mínimo de 60 meses de crianza entre barrica y botella, siendo el tiempo en barrica no inferior a 24 meses.

La añada de 2.009 se consideró como Excelente por parte del Consejo Regulador.

Viña Solorca, fundada en 1.998, es una empresa familiar perteneciente a Don José Víctor Balbás Arroyo, descendiente de una de las familias pioneras de la vitivinicultura de la zona en la época moderna. La superficie de viñedo de la bodega es de unas 72 ha, con cepas que promedian edades entre los 30 y 40 años, mayormente de la variedad Tempranillo. La bodega está dotada de las más avanzadas técnicas para la elaboración del vino, con una capacidad de procesamiento de 600.000 kg de uva al año y unas 400.000 botellas. Poseen unas 1.700 barricas de roble francés, americano y de Europa del Este.

 Fuente: www.spain.info

Las marcas que elabora y comercializa la bodega son:

- Viña Solorca (100% Tempranillo en C Cosecha, Barrica, Crianza, Reserva, Gran Reserva, Vendimia Seleccionada)
- Gran Solorca (100% Tempranillo en Reserva y Gran Reserva)
- Barón del Valle (00% Tempranillo en Cosecha, Barrica, Crianza, Reserva, Gran Reserva, Vendimia Seleccionada)
- Zarús (100% Tempranillo en Cosecha, Barrica, Crianza, Reserva, Gran Reserva, Vendimia Seleccionada)
- Lindón (100% Tempranillo en Cosecha, Barrica, Crianza, Reserva, Gran Reserva, Vendimia Seleccionada)
- Valmiracle (100% Tempranillo en Cosecha, Barrica, Crianza, Reserva, Gran Reserva, Vendimia Seleccionada)
- Beatus (100% Tempranillo en Cosecha, Barrica, Crianza, Reserva, Gran Reserva, Vendimia Seleccionada)

Los diferentes vinos se diferencian según la edad de los viñedos (creciente según se va yendo desde el crianza hasta el Vendimia Seleccionada) desde los 20 a los 80 año de edad, así como el proceso de crianza en cuanto a tiempo de guarda y tipo de barricas utilizadas.

Los vinos son elaborados por el enólogo Emmanuel Ivars Encinas.

En particular, el Gran Solorca Gran Reserva procede de uvas seleccionadas de la variedad Tinta del País o Tempranillo, con 50 años de edad, una fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable durante 6 a 10 días con remontados frecuentes a temperatura controlada de 27ºC y maloláctica durante 12 a 16 días a temperaturas de entre 20 y 25ºC, seguidas de una crianza en barricas de las diferentes procedencias que utiliza la bodega (en este caso un 40% roble de países del Este, 30% roble francés y 30% roble americano) durante 36 meses. Después de embotellar sin procesos físicos de estabilización o filtración. El resto del tiempo, hasta 60 meses, se guardan en las botellas en que se comercializará el producto.

El vino se presenta en una hermosa botella bordolesa Imperiale (troncocónica) de color caramelo oscuro, y posee una gran etiqueta frontal de color blanco, con el nombre del vino, el tipo y la añada en la parte alta en letras modernas, una reproducción de la bodega en trazos de color dorado en el centro, y la mención a la D.O. en la parte baja.

La etiqueta trasera es más pequeña, también blanca, y repite en la zona alta la indicación del vino, estando el centro ocupado por la mención a la D.O. y la mitad inferior por los datos de la bodega y los contenidos de la botella de 75 cl y el alcohol en volumen del vino del 14,5%.

Un etiquetado sobrio, moderno y con mucha clase para mi gusto.
























El vino presenta un intenso color picota, con tintes achocolatados en una superficie brillante y sin defectos aparentes, para degradas hacia tonos color teja con tintes amarillentos en el ribete en contacto con el cristal de la copa. Deja multitud de lágrimas en el cristal al agitar la copa que bajan a una velocidad media.

En nariz, posee una intensidad aromática media a copa parada, y su agitación produce inmediatos efluvios de frutos negros del bosque, muy entremezclados con una compleja amalgama de notas especiadas dulces: vainilla, caramelo, cacao. Las maderas finas de su envejecimiento completan una expresión aromática muy agradable.

En boca, se trata de un vino de tacto muy homogéneo en papilas y paladar, cuerpo medio-alto, untuoso, con taninos refinados, como era de esperar, bastante bien redondeados. Tanto en longitud como en permanencia cumple perfectamente con las expectativas, corresponden a un vino de calidad. en retrogusto las especias vuelven a cobrar protagonismo, con un toque final ligeramente maderizado, sin ser excesivo.

Se trata, pues, de un vino de calidad, que aporta un valor adecuado a su precio, de unos 25 €. Lo tomamos con carne a la plancha con un buen resultado. El chocolate negro le va bien, por lo que os recomiendo que dejeis unos sorbos para los postres.

Le doy una nota de 7,5/10. Os recomendaría que lo probarais si teneis la ocasión. Buen resultado para el primer Gran Reserva que pruebo de la D.O. Ribera de Duero.

domingo, 3 de julio de 2016

Viña Sastre - Colección Privada 2014

Hoy tenemos un vino tinto de la D.O. Ribera del Duero: el Viña Sastre, de la añada de 2.014.

Ya hemos hablado con anterioridad de esta D.O. en entradas como la del Pruno.

El vino es elaborado por Bodegas Hermanos Sastre, S.L., en la localidad de La Horra, provincia de Burgos, a unos 80 km al sur de la capital de la provincia, y a unos 30 km al noreste de Penafiel y la zona más emblemática de vinos de esta D.O.

Severiano Sastre, fundador de la saga, ya elaboraba vinos en instalaciones subterráneas de La Horra en los años 50. En 1.957 Severiano funda con otros viticultores la Cooperativa Virgen de La Asunción, en la que su hijo Rafael aprendió y continuó el oficio hasta que en 1.992 decidió fundar la bodega con la colaboración de su padre y de sus hijos Pedro y Jesús. Actualmente la Bodega cuenta con unas 45 ha de viñedos de Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot con una media de edad de 50 años. La muerte de sus hermanos han dejado a Jesús Sastre, junto con sus cuñada Isabel y su buen amigo Eugenio Bayón, la responsabilidad de seguir adelante con el sueño de su hermano.

Fuente: www.vinoseleccion.com

La Bodega está rodeada de los viñedos a modo de Chateau francés, con modernas instalaciones de aproximadamente 2.000 m2, donde se elaboran los caldos con riguroso control de la materia prima y del proceso. Hoy en día se elaboran unos 190.000 l de vino.

Las marcas que elabora y comercializa esta bodega en la actualidad son:

- Pesus (producción limitada de Tempranillo 80%, Cabernet Sauvignon casi 20% y Merlot)
- Regina Vides (100% vasos viejos de Tempranillo de 60 a 90 años)
- Pago de Santa Cruz (100% vasos de Tempranillo de 69 años de media)
- Pago de Santa Cruz Gran Reserva (100% vasos viejos de Tempranillo de 60 a 90 años)
- Viña Sastre Roble (100% Tempranillo vasos de entre 17 y 30 años)
- Viña Sastre Crianza (100% Tempranillo vasos de entre 20 y 60 años)

El Viña Sastre Colección Privada de 2.014 es una selección de barricas del Viña Sastre Roble de esa
añada, realizada por los enólogos del Club Vinoselección. La crianza de este vino se realizó en barricas nuevas de roble francés y americano durante 10 meses.

El vino se comercializa en una botella bordolesa tradicional de color caramelo oscuro, con una etiqueta frontal rectangular, de color blanco, que contiene en la parte de arriba el logo de la Bodega y el nombre del vino, en el centro un motivo en relieve recreando los sarmientos de la Vitis Viniera. A continuación, destacado en caracteres de color dorado aparece la mención a la 'Colección Privada' y la añada, para finalizar en la parte baja con la mención a la D.O.

La etiqueta trasera es también rectangular y de color blanco, y contiene los datos de elaboración y temperatura de consumo, seguidos por los datos de contacto de la bodega, para finalizar de nuevo con la mención a la D.O. y los contenidos de la botella (75 cl) y de alcohol del vino (14% Vol.).

Una presentación bastante clásica y elegante, en mi opinión.





























El vino presenta un hermoso y brillante color granate, de capa alta, con reflejos y ribete violáceos que nos hablan de un vino joven y brioso, como veremos después. La agitación de la copa produce múltiples lágrimas que caen a una velocidad más bien rápida al colocar la copa en reposo de nuevo.

Olfativamente, llama la atención una intensidad aromática bastante apreciable a copa parada, y la agitación de la copa produce efluvios muy notables donde la fruta silvestre roja y negra se encuentra entremezclada y cobra un inmediato protagonismo. Notas esperadas de clavo, pimienta y regaliz sazonan la dominancia frutal, y al fondo un toque balsámico con una pizca de chocolate y un tenue  y bien integrado ahumado completan una estupenda y sorprendente experiencia olfativa.

En retrogusto el dulzor del chocolate y la intensa componente frutal producen un recuerdo muy agradable de su ingesta.

En boca, se puede notar inmediatamente el brío de este caldo en papilas y encías, y con ello vuelven a sorprender unos caninos bastante maduros y dulces., en un cuerpo medio Las sensaciones son bastante homogéneas, con una acidez bien controlada, y una longitud más que suficiente y permanencia sostenida, frutal, dulce y agradable.

Funcionó muy bien con carne de caza, y me parece que dará también muy buen resultado con carnes a la parrilla.

Su precio de unos 10 € me parece bien ajustado al producto.

Le doy una buena nota de 7,5/10, y es una buena representación de la D.O. Ribera de Duero, por lo que sin duda os recomiendo que lo probéis si se os presenta la ocasión. No os defraudará.

domingo, 26 de junio de 2016

Izadi - Crianza 2013

Hoy nos vamos a la D.O.Ca. Rioja con un estupendo Crianza de la añada de 2.013, el Izadi, de las conocidas Bodegas del mismo nombre, pertenecientes al prestigioso Grupo Atrevido, sobre el cual ya hemos hablado y escrito artículos de otras bodegas del Grupo, como el magnífico Pruno (Finca Villacreces) y el estupendo Flor de Vetus (Bodegas Vetus).

Bodegas Izadi nace de la mano de Gonzalo Antón y un grupo de amigos y empresarios victorianos, en la localidad de Villabuena de Alava, a unos 50 km al sur de la capital de la Provincia, en peno corazón de la Rioja Alavesa. Esta Bodega es el corazón del Grupo, que fue desarrollado por Lalo, el hijo del fundador, a partir del año 2.000.

La Bodega está construida sobre un desnivel de 50 m, lo que permite acometer las diferentes fases del proceso de elaboración del vino aprovechando la gravedad, a través de los 5 niveles en los que se encuentran las instalaciones. Izado cuenta con 178 ha de viñedo, dividido en microparcelas cuyas viñas de la variedad Tempranillo promedian los 50 años de edad, proporcionando bajos rendimientos de uva pequeña pero de gran calidad.

Los enólogos son Angel Ortega y Ruth Rodríguez.

Fuente: www.viajerosdelvino.com

Los vinos de la bodega son:

- Rosado: Izadi Larrosa (Garnacha)
- Blancos: Blanco F.B. (Viura y Malvasía 20%)
- Tintos: Crianza (100% Tempranillo), Selección (Tempranillo y Gracián 20%) y El Regalo (100% Tempranillo)

Nuestro vino de hoy, el Crianza de la añada de 2.013, calificada como Buena por el Consejo Regulador de la D.O.Ca., se elabora a partir de uvas de la variedad Tempranillo provenientes de viñedos propios de la bodega de uso 45 años de edad, cultivados en vaso y con rendimientos de unos 5.500 kg/ha. Partiendo de una vendimia y selección manual, las fermentaciones alcohólica y maloláctica se llevaron a cabo en depósitos de acero inoxidable con temperatura controlada. La crianza se realizó durante 14 meses en un 73% de barricas de roble americano (Demptos y Victoria) y 27% francés (Cadus, Francois, Freres, Transad, Radoux) con un 20% de barricas nuevas y el resto repartidas en edades de hasta 4 años.

Posteriormente, antes del embotellado, se realizó un proceso de clarificación por albúmina y un filtrado, sin estabilización por frío.

El vino viene en una botella bordolesa tradicional de color caramelo oscuro, con una gran etiqueta frontal blanca que presenta el triángulo característico de la imagen de la bodega, seguido del nombre de la bodega en modernas letras doradas en relieve, seguida de la ubicación en letras negras justo debajo. A continuación se observa el tipo de vino y su añada, para terminar con la mención a la D.O.Ca en la parte baja.


La etiqueta trasera también es alta, menos ancha que la principal, y en ella se observa el nombre de la bodega y su triángulo en la parte alta, seguida de una foto en blanco y negro de la bodega y el pueblo en el que se ubica, el tipo de vino y la añada, seguido por un párrafo donde se explican la procedencia de las uvas y datos sobre su elaboración. A continuación los datos de contacto de la bodega y la mención a la D.O.Ca. Rioja, finalizando con los contenidos de alcohol del 14% y de la botella de 75 cl.

En suma, un elegante y atractivo etiquetado, en la línea con las señas de identidad de los otros productos del Grupo Artevino.

Una vez servido en la copa, el vino nos presenta un hermoso color granate oscuro, entre cerezas muy maduras y picotas, de capa media-alta, con un ribete en degradación hacia color fresa claro. La superficie del líquido es brillante y sin defectos. La agitación de la copa produce multitud de lágrimas con caída a velocidad media.

En nariz, nos muestra una buena frutosidad de frutos rojos silvestres maduros,pero inmediatamente llama la atención la componente balsámica, de cedro y algunas otra maderas más 'calientes' combinadas con notas de especias dulces, y un toque levemente floral final. Creo recordar que es el primer vino de Rioja que pruebo que no posee mezcla de otras variedades en su composición aparte del Tempranillo, y he de decir que, efectivamente, se muestra diferente a lo que tengo en mi memoria olfativa sobre los vinos de esta zona. Quizá el toque de maderas y su ahumado es ligeramente superior a lo que prefiero.

En retrogusto las notas balsámicas siguen teniendo un gran protagonismo.

En boca, se trata de un vino de cuerpo medio, homogéneo a su paso por las diferentes zonas de la lengua y el paladar, con taninos suaves y bien estructurados, cuerpo medio, longitud y permanencia aceptables.

Lo tomé con carne de ciervo y con queso curado y su resultado fue agradable y armónico.

Su precio de alrededor de 8 € me parece aceptable, y se trata de un vino que, dada su facilidad para encontrarlo en los supermercados, puede ser una buena elección para una comida de fin de semana sin mayores lujos y pretensiones.

Le doy una calificación de 7/10.

domingo, 12 de junio de 2016

C de V - 2015

Como el fin de semana pasado empezó ya a hacer calor, nos vamos a las tierras gallegas de la D.O. Rías Baixas, con un vino blanco de Bodegas Vilarvin-Valtea, el C de V, elaborado en la población de Crecente, a unos 90 km al sureste de Pontevedra, capital de la Provincia, y muy cerca de la frontera con Portugal y de la Provincia de Orense, y por lo tanto cerca del Río Miño, que ejerce de frontera natural en esa zona.

Sobre la D.O. Rías Baixas ya hablamos en la entrada del excelente Terras Gauda.


Fuente: Vinos españoles en Pinterest

A lo hablado sobre esta D.O. con anterioridad, solo añadiría los tipos de vino en que se clasifican los elaborados en esta zona:

- Blancos:
  • Rías Baixas Albariño: 100% uvas de esta variedad
  • Rías Baixas Condado de Tea: uvas de esta subzona, con un 70% de Albariño y Treixadura
  • Rías Baixas Rosal: uvas de esta subzona, con un 70% mínimo de Albariño y Loureira
  • Rías Baixas Salnés: uvas de esta subzona, con un 70% mínimo de variedades preferentes
  • Rías Baixas Ribeira do Ulloa: uvas de esta subzona, con un 70% mínimo de variedades preferentes
  • Rías Baixas: Elaborado con la variedades reconocidas por la D.O. y en cualquiera de las subzonas
  • Rías Baixas Barrica: igual qe la anterior pero con cierto tiempo de crianza en barrica de roble no superior a 600 l, especificando el tiempo en la etiqueta
- Tintos:
  • Rías Baixas Tinto: Elaborado con la variedades reconocidas por la D.O. y en cualquiera de las subzonas
- Espumosos:
  • Rías Baixas espumoso: Elaborado con la variedades reconocidas por la D.O. y en cualquiera de las subsanas. Primer y único vino gallego espumoso del mercado.
Por su parte, de Adegas Vilarvín-Valtea podemos decir que cuenta con una superficie de viñedo de 150.000 m2 propios más otros 70.000 m2 arrendados a viticultores de la zona de plantación exclusiva de la uva Albariño. Las instalaciones de la bodega ocupan unos 1.000 m2 con depósitos de acero inoxidables, prensa neumática, depósitos de maceración, barricas de fermentación y envejecimiento de roble francés y americano.

La bodega elabora y comercializa las siguientes marcas/tipos:

- Valtea (Albariño)
- Finca Garabato (Albariño)
- Pedras Rubras (Albariño con crianza en lías)
- C de V (Albariño, Treixadura y Loureira)
- Valtea Brut Nature (Espumoso envejecido en lías)
- Valtea Cuveé Especial

Además, la bodega elabora también destilados procedentes de los hollejos resultantes del prensado de las uvas y otros subproductos.

Nuestro vino de hoy, el C de V de la añada de 2.015, como se puede observar en la lista anterior está elaborado como coupage de tres variedades autóctonas de la zona: Albariño, Treixadura y Loureira, todas ellas vendimiadas y seleccionadas de forma manual. Después del prensado, se realiza la fermentación a una temperatura baja de 16ºC, y se mantiene el vino resultante en depósitos junto con sus lías durante 6 meses.

El producto se comercializa en una botella bordelesa de color caramelo, modificada para hacerla más fina, alta y estilizada. En la parte frontal posee una doble etiqueta, en fondo negro, siendo la primera rectangular, con una gran  letra V en color dorada en cuya base se ve la marca del vino con el mismo tipo de caracteres. Le sigue otra etiqueta, también negra, que muestra el tipo de uva predominante y la mención a la D.O y el premio Galicia Calidad que posee la bodega.

La etiqueta trasera es bastante larga, ocupando gran parte del cuerpo de la botella, también negra, y en ella se observa el nombre del vino y la subzona de producción en la parte superior, seguidas por la añada, la mención a la D.O. en el centro, y a continuación los datos de contacto de la bodega y los volúmenes de 12,5% de alcohol y 75 cl de la botella.


























El vino se nos presenta a la vista con un precioso color amarillo claro con reflejos verdosos, limpio y brillante, y las lágrimas que deja en la copa al agitarla nos hablan del cuerpo que posteriormente mostrará al ingerirlo.

En nariz, partiendo de una intensidad aromática media-alta a copa parada, proporciona al agitarla una agradable mezcla de frutos de carne blanca, principalmente pera con toques de manzana dulce y trazas de albaricoques maduros. Le siguen agradables notas florales del sotobosque mediterráneo y notas espaciadas dulces como de bollería, suaves y bien integradas con el resto.

En retrogusto destacaría la componente frutal.

En boca, la entrada da una primera impresión como de tener una aguja muy tenue, y que en combinación con un cuerpo carnoso y una acidez bien controlada, la hacen muy agradable. Las sensaciones que me produjo me recordaron la palabra 'néctar'. Tiene un paso muy homogéneo, fresco y suave en todo su recorrido.

En combinación con pescados de carne blanca da un magnífico resultado, y también con pulpo debe proporcionar muy agradables sensaciones.

Su precio de alrededor de 9,5€ se ajusta a lo que nos ofrece el producto, y se encuentra en la franja de precios de vinos de la competencia de similares características.

Me parece un vino muy recomendable y le doy una buena puntuación de 7,5/10.

domingo, 29 de mayo de 2016

Imperial - Reserva 2010

Hoy tengo el gusto de presentaros otro de los vinos españoles imprescindibles para cualquier buen aficionado: el Imperial, Reserva de la añada de 2.010, uno de los buques insignia de la prestigiosa bodega CVNE, sobre la que ya hablamos anteriormente en los artículos sobre el Crianza de 2.010 y, hace pocas semanas, sobre la Cata de Vinos y Chocolates y Visita a la Bodega mencionada.

Nuestro vino de hoy está elaborado con la mezcla de tres variedades tan característica en D.O. Rioja: 85% Tempranillo, 10% Graciano y 5% Mozuelo. La calidad se garantiza con una recolección y selección de las mejores uvas de los pagos de la bodega en la Rioja Alta, procediéndose a una fermentación seguida de maceración en tinas de roble hasta conseguir la coloración y estructura deseadas. Posteriormente, la fermentación maloláctica se realiza en barricas de roble, y también en barricas de roble francés se realiza la crianza durante 24 meses, con una afinación adicional en botella durante 36 meses más., en un botillero donde las condiciones de temperatura, humedad y mínima iluminación se mantienen de forma constante y óptima.

El Imperial 2.010 recibió 91 puntos de la revista Wine Advocate de Robert Parker y 92 de la Guía Peñín.

El producto se comercializa envasado en una botella bordelesa tradicional, de color caramelo oscuro. La etiqueta principal es grande en forma rectangular alargada verticalmente con las esquinas truncadas. Es de color blanco y los bordes están remarcados por dos líneas doradas, una más ancha y otra más estrecha. En la parte superior aparece el escudo de la bodega flanqueado por representaciones de medallas doradas (supongo que los premios recibidos por el vino), seguido de la marca, el tipo y añada del vino. en la parte central se hace la mención a la D.O. en caracteres negros, y más abajo el nombre de la bodega en caracteres dorados. En la parte baja, por último, en letras rectas doradas la localidad de origen del vino y la bodega: Haro.


La etiqueta trasera es más pequeña, casi cuadrada, con una línea dorada sólida remarcando el borde, y contiene información sobre el vino, en inglés y español, se resume las variedades que lo componen, proceso de elaboración y una pequeña nota de cata.

En el centro se menciona de nuevo la D.O. de la que procede, y por último, la referencia a la bodega y los volúmenes de alcohol, del 13,5% y de la botella de 75 cl.

Un etiquetado mas bien clásico, como corresponde a uno de los vinos representativos de la bodega y de la región.

A la vista, el líquido contenido en la botella presenta, una vez escanciado en la copa, un hermoso color rubí intenso, cristalino y brillante, sin defectos, con degradación hacia tonos granate y fresa madura. Produce gran cantidad de lágrimas después de la agitación de la copa, que bajan a velocidad media alta por la pared de cristal.

En olfato, partiendo de una intensidad aromática media en reposo, proporciona una fragante mezcla de frutos rojos, entre los que destacaría aromas de fresas y frambuesas bien maduras y dulces, entremezclado con una componente balsámica fresca, de maderas finas, un tipo de aroma que resulta familiar en los vinos de esta D.O. Notas espaciadas de bosque mediterráneo en perfecta armonía con los aromas dominantes proporcionan una complejidad muy agradable.

En retronasal las notas balsámicas y espaciadas se potencian todavía más en combinación con la frutosidad del vino.

En boca, resulta un vino suave, amable, muy homogéneo en las pailas gustativas, con unos caninos suaves y aterciopelados, maduros y redondos. Las notas balsámicas descritas en nariz le dan un toque de frescor agradable, y posee una longitud más que aceptable junto con una permanencia notable.

Lo tommos con queso curdo, jamón y lomo ibérico, y resultó especialmente agradable en tapeo, como suele ser habitual en vinos suaves y frescos.

En suma, es un vino de calidad, como avala su bien ganado prestigio nacional e internacional, y aporta buen valor por los alrededor de 23 € que cuesta.

Le doy un 7,5/10 de valoración, y lo considero un producto altamente recomendable si quieres agasajar sin posibilidad de fallo a amigos o familiares amantes del vino.

domingo, 22 de mayo de 2016

Cantarranas - 2015

Hoy nos vamos por segunda vez a la D.O. Rueda en el blog, con un vino blanco elaborado por Bodega Cuatro rayas, en la localidad de La Seca, provincia de Valladolid, a unos 35 km al sur de la capital de la provincia.

Sobra la D.O. rueda ya hablamos en la entrada del Circe hace un tiempo, por lo que nos concentraré en presentar la bodega que produce este vino.

80 años de historia contemplan a esta bodega de referencia en una de las D.O. españolas reconocidas internacionalmente, que además es la más grande de la región, con un 20% de la producción total de la misma (unos 15 millones de botellas). Sus vinos son principalmente elaborados con la variedad Verdejo, en una brutal superficie de viñedo de 2.150 ha. Sus instalaciones constan de dos modernas bodegas, incluyendo la Agrícola Castellana, Sociedad Cooperativa limitada, bajo la dirección del reputado enólogo Angel Calleja, quien actualmente forma parte de las mesas de cata de las D.O. Toro, Rueda y Cigales.

La bodega elabora y comercializa los siguientes vinos, bajo la marca Cuatro Rayas:

- Blancos: Verdejo, Sauvignon (Blanc), Viñedos Centenarios (Verdejo de cepas antiguas), Fermentado en Barrica (Verdejo), Espumoso (Verdejo), Organic Wine Verdejo y Cuarenta Vendimias (Verdejo).

- Rosados: Blush Rosé (Tempranillo)

- Tintos: Tinto Roble Ecológico (Tempranillo)

La Sociedad Cooperativa Castellana elabora una multitud de marcas:

- 4R4U, Alhaja, Apoteosis, Azumbre, Bitácora, Bascarlón (de Verdejo y de Sauvignon Blanc), Camino del Sur, Candium, Cantarranas, Casa de Luz, Corbata, Circense, Dama del Lago (Verdejo, Rosado y Tinto), Descomunal, Estilete, Inspiración Pámpano, Lagartijo, Nave Sur, Palacio de Vivero, Four Lines, Palestra, Poema, Vacceos (Verdejo, Rosado, Tinto Roble y Crianza), Valtropín, Veliterra y Visigodo (Verdejo, Sauvignon y Tinto Roble). Todas estas marcas se caracterizan por su etiquetado y embotellado moderno y atractivo.

Los vinos de Cuatro Rayas han sido premiados en numerosas ocasiones en prestigiosos concursos y ferias nacionales e internacionales como Decanter, Concourse Mondial de Bruxelles, International Wine & Spirit Competition (UK), Berliner Wine Trophy, Bacchus, etc.

Fuente: www.vinoseleccion.com

Nuestro vino de hoy se comercializa envasado en una botella bordelesa tradicional transparente, con una larga etiqueta blanca en l que aparecen las siluetas de una rana en color verde, tnto en la parte superior como inferior derecha. El nombre del vino se encuentra un poco por debajo del centro de la misma, en caracteres modernos e irregularmente dispuestos. A continuación aparece, en la parte izquierda y en color rojo, la variedad de uva y la añada. Por último se puede observar la referencia a la D.O. a la que pertenece.


























La etiqueta trasera es más pequeña, casi cuadrada, e incluye el nombre, variedad y añada del vino en la parte superior, seguida de la mención a la D.O. La silueta de la rana aparece en la esquina superior derecha, entremezclada con las letras de unos párrafo que incluyen una ficha de cata, maridaje y recomendación de temperatura de servicio, tanto en español como en inglés, para terminar con los datos de contacto de la bodega en la parte inferior izquierda, justo por encima de la indicación de volúmenes del recipiente (75 cl) como de alcohol en el vino (12,5%).

Me ha resultado un etiquetado bastante original y atractivo, que llama la atención en el lineal del supermercado.

La fermentación en depósitos de acero inoxidable de las uvas (especialmente seleccionadas de viñedos con un promedio de 35 años de edad) se realiza durante un período de tres semanas, con removido de lías a una temperatura de 15ºC. Posee también una maceración en frío a 6ºC durante 12 h.

Visualmente, nuestro vino de hoy presenta un color pajizo con hermosas tonalidades lima. Presenta una apariencia sin defectos, brillante y con reflejos metálicos hacia los bordes en la copa. Lágrimas múltiples y desordenadas se observan en el cristal de la copa al agitarlo.

A nivel olfativo, se trata de un vino de intensidad media a copa parada, sin defectos. Al agitar la copa, se puede percibir su buena frutalidad, con toques de manzana, melocotones y sotobosque mediterráneo, característicos de la variedad.

En boca, se puede notar en primer lugar una leve aguja carbónica, de las que a mi me agradan, que contribuye, junto a su excelente acidez, a darle una gran frescura como característica fundamental. Se comporta bastante homogéneamente al ingerirlo.

Su combinación con pescado al horno es muy agradable, y es lo que me ha decidido a incluirlo en el blog, ya que por unos 4 € proporciona un resultado más que aceptable.

Le doy un 7/10, y dada su facilidad de adquisición en grandes superficies os invito a probarlo. Bien fresquito dará un magnífico resultado en cualquier refrigerio de las calurosas mañanas o tardes veraniegas de nuestra península, en las que "un verdejito" como este se agradece y es más sano que cualquier refresco carbonatado, en noble lidia con cualquier cerveza.